Las estaciones constatan que el incendio del desguace disparó la contaminación

La empresa de desguaces que sufrió el incendio permaneció ayer cerrada. En el interior, los bomberos siguen trabajando. / DANIEL MORA
La empresa de desguaces que sufrió el incendio permaneció ayer cerrada. En el interior, los bomberos siguen trabajando. / DANIEL MORA

Los bomberos siguen con las labores de refrigeración para evitar que se reavive un fuego que arrasó el jueves 3.000 metros cuadrados de chatarra

OLAYA SUÁREZ GIJÓN.

Las estaciones de medición de la calidad del aire registraron la noche del jueves altos índices de partículas contaminantes en la atmósfera, coincidiendo con la presencia de la densa humareda procedente del incendio de Desguaces Riestra que el viento desplazó por todo el concejo de Gijón, tal y como consta en los registros municipales de la calidad del aire. El dispositivo de control de la avenida de Castilla detectó de madrugada picos de hasta 211 microgramos por metro cúbico y una media de 39,4 partículas PM10 durante 24 horas, lo que supone niveles que triplican los baremos máximos saludables marcados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El humo procedente de la quema de 3.000 metros cuadrados de chatarra en la empresa de la parroquia de San Andrés de los Tacones llevó al Gobierno del Principado a activar el plan de emergencias de protección civil en su fase de alerta. Sin embargo, desde el Ayuntamiento de Gijón, una vez reunida la alcaldesa, Carmen Moriyón, con los responsables de la Policía Local y los bomberos, no consideraron necesario poner en marcha el protocolo anticontaminación. Desde el área de Medio Ambiente municipal desligaron las altas incidencias registradas del siniestro de la empresa Desguaces Riestra.

LOS HECHOS

Desguace:
el incendio se originó a las cinco de la tarde del jueves en una chatarrería de vehículos en San Andrés de los Tacones.
Bomberos:
intervinieron treinta bomberos y fueron necesarias trece horas para controlar el incendio. Las labores de refrigeración continúan.
Contaminación:
las estaciones registraron niveles muy altos de partículas contaminantes.

Las labores de refrigeración realizadas por los bomberos, junto con la lluvia caída ayer, evitaron que se avivase el fuego, que durante trece horas calcinó varias pilas de vehículos el jueves. Según explicaron fuentes del área del Servicio de Salvamento y Extinción de Incendios del Ayuntamiento, se alcanzaron temperaturas de mil grados en el núcleo. Fue necesaria la intervención de más de treinta bomberos para poder controlar el fuego que se inició, según las investigaciones de la Guardia Civil, debido a la explosión de un vehículo durante las labores de desguace. Al parecer, el turismo podría haber estado mal descontaminado y habría provocado un estallido y que las chispas cayesen sobre la chatarra. El material sintético hizo que las llamas se propagasen con rapidez.

Los trabajos de investigación se centrarán a partir del lunes es conocer por qué falló el sistema de hidrantes de dentro de la instalación de San Andrés de los Tacones, lo que complicó la intervención de los bomberos, que durante tres horas se vieron obligados a salir del recinto para cargar agua.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos