Esteban Aparicio: «Fueron detenidos rápido porque la Policía está ahí»

Una patrulla de la Policía Nacional, realizando una ronda de vigilancia ayer por Marqués de San Esteban.
Una patrulla de la Policía Nacional, realizando una ronda de vigilancia ayer por Marqués de San Esteban. / JOAQUÍN PAÑEDA

El concejal de Seguridad Ciudadana envía un mensaje de tranquilidad a los vecinos y asegura que Fomento tiene un control policial enorme «aunque no se vea»

Ó. P. GIJÓN.

La presencia de seguridad es una constante en las zonas de ocio nocturno de Gijón. Así lo manifestó ayer el concejal de Seguridad Ciudadana, Esteban Aparicio, ante la grave agresión que tuvo lugar en Fomento durante la madrugada del viernes. La rápida actuación de la Policía Nacional, a su juicio, explica que las patrullas frecuentan la zona durante los días en los que se concentra una mayor presencia de jóvenes. «Si fueron detenidos rápido fue porque estaban ahí», asegura el edil de Foro. Los interrogatorios y la rápida actuación que concluyó con la detención de los dos jóvenes sospechosos es, a su juicio, buena muestra de ello. Respecto al tamaño del despliegue, durante la madrugada del viernes trabajaban en la zona 17 agentes del Cuerpo Nacional de Policía. Esta cifra, añade, es bastante aproximada a la habitual, con solo tres bajas de manera excepcional. Paralelamente al dispositivo de Fomento; en la Semana Negra, El Carmen, Almacenes y demás lugares de ocio nocturno hay dotación especial de seguridad en estas fechas. El grado de alerta antiterrorista 4 en el que se encuentra el país desde hace meses, asimismo, explica estas medidas.

Aparicio, a su vez, explica que no todos los agentes desplegados son los que se pueden apreciar a simple vista. Los agentes de paisano de la Guardia Civil, según cita como ejemplo, realizan frecuentes rondas por las zonas más concurridas, haciendo controles y velando por la seguridad de los jóvenes desde un segundo plano. «La dotación es importante aunque no se vea», asevera. Durante la noche de ayer, los coches patrulla de dejaron ver por la zona donde tuvo lugar el conflicto. A ojos del edil, la función principal de los agentes es la de «disuadir y vigilar» en las zonas señaladas como conflictivas para que no se repitan incidentes como el del viernes pasado. En relación a estos incidentes de extrema violencia, sin embargo, Aparicio asume que no son una constante en la zona, sino la excepción.

Respecto a la escasa información que se está trasluciendo de las investigaciones de los agentes, el responsable de Seguridad Ciudadana asume que no se pueden conocer más datos de la agresión hasta que las pesquisas concluyan, un proceso que se alargará hasta que se hable con todos los testigos y se acceda a todas las pruebas. En este sentido, los agentes ya han comprobado las cámaras de seguridad del local en el que empezaron las agresiones.

El día de la agresión, 17 miembros del Cuerpo Nacional de Policía estaban en la zonaAdemás de Fomento; El Carmen, la Semana Negra o Almacenes cuentan con vigilanciaNo se conocerán más datos de la agresión hasta que se concluyan las pesquisas

Debate vecinal

Las quejas de los vecinos de Fomento son una constante desde que la zona se popularizara como zona de ocio. La proliferación de cristales, orines, ruido y trifulcas protagonizan algunas de las denuncias habituales de los residente en la zona. «No se puede bajar la guardia en esta calle. Marqués de San Esteban ostenta, a día de hoy, el honroso título de la calle más ruidosa, sucia y conflictiva de Gijón», lamentó la asociación de vecinos Jovellanos tras la agresión. Su petición fue clara: aumentar las patrullas para alejar los comportamientos violentos.

Fotos

Vídeos