Aparicio asegura que la nube por el incendio de Riestra «no supuso riesgo alguno»

Aparicio asegura que la nube por el incendio de Riestra «no supuso riesgo alguno»

«Admitimos que hubo un déficit de comunicación. Seguramente fue la parte más mejorable», señala la alcaldesa

I. VILLAR GIJÓN.

El concejal de Seguridad Ciudadana, Esteban Aparicio, compareció ayer en el Pleno para informar sobre la actuación municipal en el incendio del desguace Riestra. Durante su intervención se produjo uno de los momentos más tensos de la sesión plenaria con un duro intercambio de reproches con el concejal David Alonso, quien le acusó de «escudarse en las competencias» de las diferentes administraciones y minimizar el problema de la contaminación asociado a la nube que se generó.

«Más preocupados por la contaminación que nosotros no hay nadie», replicó airado Esteban, que acusó al edil de Xixón Sí Puede de ir al Pleno «a lucirse». Aseguró que la nube «no supuso riesgo alguno» e indicó que desde el primer momento había informes de Meteorología que hablaban de una buena ventilación y una rápida disipación de la nube. «No era un problema de morirse nadie», remarcó. «Eso que dice usted me ofende, porque la contaminación no viene con un hacha y ya, sino que daña poco a poco», respondió Alonso. Ante el tono de la discusión, la alcaldesa optó por retirarles a ambos la palabra.

Antes de este enfrentamiento los dos concejales habían tenido un primer turno de intervención cada uno. Alonso aprovechó el suyo para lanzar una batería de preguntas sobre el origen del incendio, los materiales quemados, la presencia de hidrantes en el desguace y las licencias ambientales de la empresa, pendiente desde 2015 de una autorización ambiental integrada del Principado. Aparicio, que recordó que hay abierta una investigación judicial sometida a secreto, indicó que el material que ardió «fueron restos de vehículos ya inertizados, entre los que no había neumáticos. Explicó que los bomberos empezaron a trabajar con los hidrantes del desguace, cuya inspección es competencia de Industria, pero «no tenían mucha presión» y el depósito que los surte se vació enseguida, ante la enorme cantidad de agua utilizada, más de dos millones de litros por hora, y la existencia de una fuga. Por eso se optó por recurrir a la red de la EMA. Añadió que «todos los expedientes que son de competencia municipal», incluido el plan de autoprotección, tenían informes favorables.

La alcaldesa admitió que «sí hubo un déficit de comunicación» a la hora de informar a la ciudadanía de lo que estaba ocurriendo. Indicó que aunque el Principado no consideró necesario informar al no darse ninguno de los supuestos de alerta por contaminación, debieron hacerlo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos