El Estudiantes, sin campo por el mal estado del terreno

Jugadores pasan el rodillo con escaso resultado en el campo del Estudiantes. / FOTOS: AURELIO FLÓREZ
Jugadores pasan el rodillo con escaso resultado en el campo del Estudiantes. / FOTOS: AURELIO FLÓREZ

El club de fútbol se ha visto obligado a recurrir a las infraestructuras de la federación. Solicita al Patronato que agilice la subvención concedida

P. LAMADRID GIJÓN.

Las precipitaciones caídas en las últimas semanas han anegado el campo del Club de Fútbol Estudiantes, sito en La Providencia. Hasta el punto de que han tenido que recurrir a utilizar los terrenos de juego de la federación asturiana, situados en Roces, e incluso al del Gijón Industrial. «Nos prestó el campo gratis», apunta la presidenta del Estudiantes, Elena Cuende, agradecida al equipo de La Calzada por este gesto de compañerismo. «Llevamos así desde antes de Navidad, en cuanto empezó a llover», señala. Durante las pasadas fiestas, intentaron mejorar la situación del terreno, que estaba totalmente embarrado.

Pero no dieron resultado y así sigue en la actualidad. El último temporal supuso la gota que colmó el vaso y «la semana pasada ya estaba destrozado». El club redobló los esfuerzos y ha llegado a invertir 2.000 euros «en dos camiones que transportaron arena al campo y en el alquiler de máquinas para pasar el rodillo», explica la responsable de los once equipos. Pero no parece que estas medidas hayan servido para paliar de forma notable la penosa situación del terreno. «No sabemos si es que el campo tiene mal hecho el drenaje o el motivo es otro. Yo llevo dos años como presidenta, pero aquí hay personas que llevan muchos años y dicen que nunca lo vieron así», lamenta Cuende.

La empresa que se encarga del mantenimiento de El Molinón examinó las instalaciones del Estudiantes y, al parecer, el problema está en el sistema de drenaje. Pero para poder certificarlo es necesario levantar el terreno. «Tengo once equipos, ¿qué hago entonces?», se pregunta la presidenta llena de impotencia. Cuando Elena Cuende accedió a la presidencia, la anterior ejecutiva le dijo que el Patronato Deportivo Municipal (PDM) había concedido al club una subvención de casi 90.000 euros para efectuar mejoras. El grueso de esa cantidad tendría que llegar este año y el resto a lo largo de 2019.

«No tenemos dinero»

«Pero nos urge. No tenemos dinero para alquilar los campos de la federación» de manera continua, advierte Cuende. Por ello, ruega al Patronato que agilice los trámites para hacer efectiva esa subvención. Teme que, en cualquier momento, los árbitros no permitan que se juegue en el campo por su mal estado. Al problema de las inundaciones se añade el que tienen con los jabalíes. «Tuvimos que invertir en un pastor eléctrico para que no entraran», apunta. Justo tras arreglar el campo al inicio de esta temporada, -trabajos que costaron casi 3.000 euros-, los suidos causaron grandes destrozos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos