«Evitemos ese partidismo interno que nos fractura»

José María Pérez. / D. ARIENZA
José María Pérez. / D. ARIENZA

José María Pérez recuerda a la nueva ejecutiva la importancia de «trabajar también con quien piensa diferente»

I. VILLAR GIJÓN.

En su última comparecencia pública como presidente de la gestora, José María Pérez hizo una defensa del valor de la política como herramienta «para resolver los problemas de la gente» y reivindicó el derecho de quien piensa diferente a ser escuchado. «Tenemos que evitar atizar el fuego de la desunión y la discordia, cuando no del odio, porque solo contribuye al descrédito de la política. Llevar la rivalidad al extremo de convertir a quien no piensa como tú en enemigo representa una seria amenaza para cualquier proyecto político que quiera conectar con los ciudadanos. Y lo que hemos vivido en la historia reciente de nuestra organización debería servirnos como un recordatorio de lo importante que resulta evitar ese tipo de comportamientos», señaló durante el discurso con el que abrió la asamblea.

En una intervención sembrada de referencias a Winston Churchill, Michael Ignatieff, Indalecio Prieto y Largo Caballero, Pérez consideró «natural que las diferencias de opinión generan rivalidades internas, y más en una organización como la nuestra, que por definición es plural». Advirtió, no obstante, del riesgo de que «nuestros problemas, los internos que solo nos importan a los políticos, tapen las soluciones y respuestas que debemos dar a las cuestiones de interés general que preocupan a los ciudadanos».

Criticó la prevalencia de «una política de baja calidad que no busca discutir lo que uno dice, sino a quien lo dice» y pidió defender el derecho a ser escuchado «como antídoto contra esa política negativa que envenena las fuentes de las que todos bebemos y distorsiona la convivencia interna». No respetar las opiniones de los demás, afirmó, «resta efectivos que podrían colaborar en las tareas orgánicas, en el debate sano y en la relación con el tejido social».

En este sentido, pidió «ser generoso con la palabra y el pensamiento de quien ve la realidad desde otro punto, porque nunca nadie ha tenido la verdad absoluta. Y quien así lo crea, tendrá un discurso más pobre y menos conectado con la realidad». Llamó finalmente a «evitar ese partidismo interno que nos fractura y generar un mensaje hacia afuera que haga de la política la verdadera seña de nuestra organización».

Oferta de colaboración

Pérez recordó que cuando asumió hace veinte meses la presidencia de la gestora «no sospechábamos las vicisitudes que iba a vivir la política española, ni mucho menos la situación interna que se iba a producir en el partido». Pidió disculpas por los errores que haya podido cometer este órgano, «que asumo en primera persona», y ofreció a la nueva ejecutiva la colaboración del grupo municipal socialista. «Le deseo suerte y acierto. Aunque son cosas que no llegan solas, sino fruto de un trabajo bien hecho, en compañía de quienes piensan como tú y los que no».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos