El exconservador del Botánico critica el deterioro de la instalación tras su marcha

Acusa a la Universidad de «doblegarse a la Alcaldía» y diseñar las bases para cubrir el puesto « con un perfil que me perjudica»

IVÁN VILLAR GIJÓN.

Álvaro Bueno, conservador de las colecciones del Jardín Botánico Atlántico desde 2003 hasta su cese a principios de 2017, ha remitido a todos los concejales una carta en la que advierte del deterioro que sufre este equipamiento desde su marcha y critica las presiones del Ayuntamiento para evitar su regreso a este puesto, condicionando las bases que debe elaborar la Universidad para cubrirlo.

«La Intervención de la Universidad no ha autorizado hasta ahora las propuestas para hacer el concurso público, entre otras cosas porque el Vicerrectorado de Investigación intenta sacarlo con un baremo y un perfil de investigación, cuando lo que realmente necesita este equipamiento es un técnico científico en conservación de colecciones botánicas que cumpla bien las funciones que según el convenio de colaboración debe cubrir esa persona». «Como no quiere 'conflictos con el Ayuntamiento', intenta un perfil que me perjudique, doblegándose a las exigencias de la Alcaldía», señala en lo que respecta a la cobertura del puesto, vacante desde su marcha. Añade que en los últimos meses «la situación en el Botánico ha seguido deteriorándose y la dejadez y los conflictos internos no han dejado de crecer». Responsabiliza directamente de ello a Pedro Avello y Susana Noriega, a quienes en su momento denunció por acoso laboral ante Inspección de Trabajo, hecho que motivó un acta de infracción contra Divertia que la empresa municipal ha recurrido ahora por la vía judicial . «La empresa sigue sin tomar medidas contra esos dos trabajadores que crearon el conflicto, que continúan generando un ambiente laboral de tensión, cuando no de persecución, y que siguen siendo de facto los que dirigen el Botánico. No solo no se les ha sancionado, sino que se les ha premiado».

Avello, que el gobierno local trató de proponer para un nuevo puesto de coordinador, pasó hace unos meses de jefe de la unidad administrativa a jefe de la unidad Jardín Botánico Atlántico, con un complemento adicional por mayor disponibilidad. Bueno dice que hay una otra denuncia por acoso contra ambos por parte de una trabajadora de la subcontrata de seguridad.

En cuanto al jardín, que asegura seguir visitando a menudo, critica la pérdida del banco de germoplasma «por dejadez», así como de muchos ejemplares de la colección de planta viva. También la realización de «podas inadecuadas», la paralización de la incorporación de nuevos ejemplares y de todos los proyectos de investigación y la pérdida de la presidencia de la Asociación Iberomacaronésica de Jardines Botánico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos