«Exigimos que la alcaldesa pida perdón y le haga un homenaje a Canga»

Arriba, los voluntarios durante la rueda de prensa. A la derecha, protesta durante la bendición de las aguas.
Arriba, los voluntarios durante la rueda de prensa. A la derecha, protesta durante la bendición de las aguas. / A. FLÓREZ / D. MORA

Voluntarios de Protección Civil piden un reconocimiento y alegan que prestan servicios fuera «porque nos tratan bien y nos dan un bocadillo»

Olaya Suárez
OLAYA SUÁREZGijón

«Lo que tendría que hacer la alcaldesa es pedir perdón, retractarse de todas las mentiras que ha dicho y hacerle un homenaje a Bernardo Canga por los 23 años de servicio». Álvaro Canga -miembro de la Agrupación de Voluntarios e hijo de Bernardo Canga- exigió ayer a la regidora «respeto» tanto para los voluntarios como para el exjefe del servicio, destituido la semana pasada para ser relevado por el bombero jubilado Valentín Cuesta, que se hará cargo de la agrupación desde la oficina que se habilitará a partir del lunes en la jefatura de la Policía Local.

Ayer, una veintena de los cien voluntarios, comparecieron en la ya antigua sede de Protección Civil, en la calle Manuel Llaneza -de titularidad municipal- para arremeter contra Carmen Moriyón y el concejal de Seguridad Ciudadana, Esteban Aparicio, a los que acusaron de «mentir de forma reiterada». «Salimos fuera de Gijón a realizar servicios porque por lo menos en otros ayuntamientos son agradecidos y nos dan un bocadillo, aquí no nos dan ni agua», manifestaron, sin hacer alusión a los 150.000 euros que cada año recibían hasta ahora de las arcas municipales. Es ese precisamente uno de los motivos que alegan desde el Gobierno local para asumir directamente la gestión del voluntariado. «Lo que no es entendible es que se les haya requerido en más de una ocasión para un evento de la ciudad y su respuesta es que no tienen suficientes efectivos porque están haciendo un servicio fuera», aseguró la regidora, basándose en tres informes de la Policía Local, los bomberos e Intervención en los que se ponía de manifiesto «una profunda discrepancia con las cuentas y en la gestión».

Hacían referencia esos informes a, entre otras partidas, «aguinaldos» por importe de mil euros. Javier Cortina, uno de los coordinadores de los voluntarios replicó diciendo que «evidentemente a los voluntarios más comprometidos hay que darles algo, por, por ejemplo, llevar los vehículos a pasar la ITV». Los coches eran de renting y según ellos explicaron «teníamos un contrato de alquiler diario». Las cuentas también pondrían de manifiesto que 60.000 euros estaban destinados a tres contratos laborales. «Se entiende que la labor que tienen que ejercer es voluntaria, de ahí que sean voluntarios de Protección Civil», remarcó la alcaldesa Carmen Moriyón durante su intervención el miércoles respaldada por el edil de Seguridad Ciudadana, el jefe de Bomberos y los mandos de la Policía Local.

Respecto a la invitación de la regidora y del nuevo jefe de Protección Civil para acudir a partir del lunes a la nueva oficina, Cortina se mostró tajante: «La oficina de Protección Civil es esta, ya tenemos una, si quieren vernos, que vengan ellos».

Nada más dar por terminada la rueda de prensa, una docena de voluntarios se trasladó a Campo Valdés para manifestarse durante la bendición de las aguas con motivo de la festividad de San Pedro.

Fotos

Vídeos