El rumbo de la Feria de Muestras de Gijón, en imágenes

El rumbo de la Feria de Muestras de Gijón, en imágenes

La Cámara edita un libro conmemorativo de 92 años de iconografía de la Fidma

EUGENIA GARCÍA GIJÓN.

La Feria Internacional de Muestras de Asturias cumplirá este año 62 ediciones. Pero parece que dos años después las celebraciones de su sexagésimo aniversario continúan. La Cámara de Comercio presenta mañana el libro conmemorativo '1924-2016. Historia gráfica', basado en la exposición del mismo nombre que acogió el Centro Cultural Cajastur-Liberbank Palacio Revillagigedo de junio a septiembre del pasado año.

El contenido del libro, coeditado por la Fundación Cristina Masaveu, da la oportunidad de 'alargar la visita' a los más de 16.300 visitantes que acudieron a la muestra de fotos y carteles. Y a quienes en su momento no pudieron acudir a la cita les permite ahora conocer la historia de Gijón a través de uno de sus signos identitarios: la Feria.

A pesar de que la historia de la Fidma comprende 92 años, durante algún tiempo estuvo interrumpida. De ahí que en 2017 se festejaran sus 61 ediciones, a lo largo de las cuales estuvo siempre unida al soporte iconográfico que ahora da pie a un ejemplar conmemorativo de la historia del certamen estrella del verano gijonés. En el Revillagigedo, la exposición trató de poner en valor el papel protagonista de la figura del empresario y la actividad empresarial, tanto ante el conjunto de los agentes sociales y económicos como ante la sociedad en general. Todo ello a través de una cita «netamente cameral» como es la Feria de Muestras.

Nombres ilustres

Edición tras edición, los carteles anunciadores del certamen y los catálogos que firmaron nombres ilustres como Mariano Moré, Isaac del Rivero, Melquíades Álvarez, Kiker, Benigno González o Joaquín Rubio Camín han atestiguado de manera icónica varias décadas de evolución de la economía asturiana, desde el pasado siglo hasta el actual. Imágenes que durante años recopiló Miguel García Barro, quien comenzó a trabajar en la Cámara en 1964, cuatro décadas después de que comenzara el certamen. Quien fuera director del Área Técnica de la Cámara, ya retirado, asumió en el organismo diferentes responsabilidades, a las que unió una tarea más propia de un conservador museístico: la de atesorar, en buen estado, parte de la cartelería de la Feria. La historia del certamen a través de sus imágenes se concretará ahora en el libro que la Cámara presenta mañana, a las doce y media, en su sede de la carretera Piles al Infanzón.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos