Fallece Jesús Rodríguez, director de la Universidad Laboral entre 1987 y 2004

Jesús Rodríguez Suárez posa en la Laboral en 2004, cuando dejó la dirección del centro. / PALOMA UCHA
Jesús Rodríguez Suárez posa en la Laboral en 2004, cuando dejó la dirección del centro. / PALOMA UCHA

Persona afable y conciliadora, potenció durante sus mandatos los estudios de Bachillerato y FP, cuya segregación vivió en su última etapa

MARCOS MORO GIJÓN.

La Universidad Laboral perdió ayer a los 74 años a Jesús Rodríguez Suárez, uno de los directores de referencia que ha tenido el emblemático edificio de Luis Moya. Sierense de Carbayín de nacimiento, aunque gijonés de adopción, estuvo al frente de la docencia no universitaria de la Laboral en dos etapas diferentes. La primera de 1987 a 1994 y la segunda de 2000 a 2004, que concluyó con su jubilación.

Fue sacerdote y su especialidad como docente era la Historia. También fue profesor de la Universidad de Educación a Distancia (UNED). Estudió en Oviedo y Zaragoza Filosofía, Teología e Historia.

Los antiguos alumnos destacan del fallecido su bonhomía e incansable espíritu conciliador con los grupos que estuvieron bajo su responsabilidad. «Era una persona de una extraordinaria afabilidad, muy respetuosa en el trato, a la que le tocó ser protagonista de cambios en una fase administrativamente compleja. Primero le tocó integrar los estudios de Bachillerato y FP y después vivió el pase de parte de la docencia al antiguo Intra (ESO y Bachillerato), que quedó desgajada del centro de enseñanzas integradas de FP», rememora Miguel Ángel Caldevilla, catedrático de Educación Secundaria y secretario de los antiguos alumnos hasta el año 2016. Uno de sus mayores logros profesionales fue convertir el Centro Integrado de FP en un referente nacional de innovación con sus talleres. En su primera etapa asumió con éxito el reto de implantar los cuatro bachilleratos establecidos por la Logse. A su cargo llegó a tener 1.800 alumnos (150 de ellos internos) y casi 190 profesores.

Además de potenciar los estudios de Bachillerato y de FP, Jesús Rodríguez es recordado asimismo por dar realce también a la residencia de estudiantes donde se quedaban alumnos, una parte pertenecientes a ciclos formativos y otra a los bachilleratos. Hay que tener en cuenta que él vivió una época en que el bachillerato de Artes no estaba extendido en todas Asturias y había estudiantes de las dos alas, Oriente y occidente, que venían a la Laboral como internos.

Durante sus dos etapas como director también contribuyó a potenciar las actividades extraescolares de carácter deportivo y cultural, así como los cursos de verano. Además, organizó los primeros grandes simulacros de evacuación de Asturias con fuego real.

Montañero y sportinguista

Fuera de la docencia sus allegados resaltan que era un gran aficionado del Sporting y un amante de la montaña y de la naturaleza. En los últimos años su salud se había deteriorado de forma considerable y vivía en una residencia en La Providencia.

Antes de su jubilación también vivió en primera persona la transformación de la Universidad Laboral en Ciudad del Cultura ante de que se instalasen el monumental edificio la Facultad de Ciencias Sociales Jovellanos, el Conservatorio de Música o la Escuela de Arte Dramático.

Deja viuda, Luz María Blanco Pereira. Era padre de dos hijas, Arancha y Laura, y abuelo de dos nietos, Candela y Miguel. Su última despedida tendrá lugar esta tarde en el Tanatorio de Cabueñes con la celebración de la Palabra de cuerpo presente a las 18.45 horas. A continuación sus restos mortales serán incinerados en el mismo tanatorio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos