Fallece una vecina de Gijón por un brote de legionela detectado en un balneario cántabro

Hay otras doce personas afectadas por el brote

P. L. / N. G. U. GIJÓN / SANTANDER.

Una vecina de Gijón falleció el 17 de septiembre como consecuencia del brote de legionela detectado en el Balneario de Liérganes, en Cantabria. Se llamaba Paquita, tenía 83 años y era natural de San Vicente de la Barquera, aunque llevaba años residiendo en Asturias. Asidua en los viajes del Imserso, Paquita había encontrado en el programa de termalismo social una buena propuesta de ocio. «Tenía familiares en San Vicente, estaba cerca de su casa en Gijón... Era perfecto», explicó Yolanda Palacios, su única hija, a 'El Diario Montañés'.

El lunes 4 de septiembre, deseosa de iniciar su tratamiento, la mujer se presentó en el balneario acompañada por su hija. Según su testimonio, nadie les advirtió de que veinte días antes de su llegada se habían detectado al menos cinco casos de afección por legionela. Días después, personal del balneario la llamó para avisarla del traslado de su madre al hospital, de donde no salió con vida. Hay otras doce personas afectadas por el brote.

Fotos

Vídeos