La familia culpa al Sespa por la falta de atención al enfermo

El abogado de la familia, Eladio Rico, reclama la responsabilidad al Sespa por no haber diagnosticado a Iván González Fresno de la grave enfermedad mental que padece y que le condujo, previsiblemente, a cometer el crimen. Había estado ingresado con un brote en el HUCA meses antes del parricidio, si bien únicamente recibía tratamiento psicológico, no psiquiátrico como requería la esquizofrenia paranoide que sufre. El procedimiento por vía Contencioso-Administrativa ha quedado en suspenso hasta que se resuelva el asunto penal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos