La familia de Germán pide que «empiece cuanto antes la rehabilitación»

Germán Fernández

«Llevamos tres semanas esperando cama, está en estado de mínima consciencia y necesita cambiar de planta para mejorar»

O. SUÁREZGIJÓN.

«Germán va mejorando muy lentamente, pero necesita de forma urgente que le trasladen a la planta de rehabilitación para empezar cuanto antes con los ejercicios». La familia del joven de 24 años agredido en julio en Fomento lamenta que la dirección del Hospital Central de Asturias (HUCA) no le facilite el tratamiento médico que, a su juicio, «es indispensable para que pueda ir avanzando».

«Está en un estado de mínima consciencia, pero poco a poco se comunica con su entorno, escribe palabras en una pizarra y va recuperando funciones, pero todo muy muy lentamente», dice su hermana Marta. Sus familiares no se han separado del chico desde que hace dos meses y medio sufriese una paliza a manos de un grupo de individuos, tres de los cuales permanecen en prisión preventiva a la espera de que avance la instrucción judicial. Otros tres están en libertad con cargos.

«Llevamos tres semanas esperando por una cama en la planta de rehabilitación, pero nos dicen que el hospital está saturado y no hay sitio», critica la familia. Germán Fernández se encuentra ingresado en planta después de pasar un mes y medio en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del centro hospitalario. «En la planta en la que está poco más puede mejorar, lo que necesita es empezar al gimnasio y la rehabilitación», consideran sus allegados.

El joven gijonés ingresó en el HUCA la madrugada del 14 de julio con lesiones neurológicas de extrema gravedad a consecuencia de la agresión. Fue atacado sobre las tres de la mañana, cuando se encontraba con unos compañeros de la sidrería de Poniente en la que trabaja. Al parecer, increparon a uno de sus amigos y salió en su defensa, lo que le hizo diana de la agresión.

Fotos

Vídeos