La familia del parricida de Montiana se persona en el juicio contra el Sespa

O. SUÁREZ GIJÓN.

La familia del parricida confeso de Montiana se persona en el juicio que arranca hoy en la Sección Octava de la Audiencia Provincial como acusación contra el Sespa por lo que considera un erróneo diagnóstico y atención a Iván G. F. El joven sufre una grave patología psiquiátrica.

El abogado Eladio Rico, que representa al marido y las dos hijas de la víctima, María Milagros Fresno, señala que el procesado no fue correctamente tratado por los servicios de salud mental de Sespa. Sostiene que en los meses anteriores a cometer el crimen «solo fue visto por una terapeuta psicóloga y no tuvo más control de su psiquiatra pese a que había tenido un ingreso hospitalario por una crisis aguda en junio de 2016». La fiscalía lo considera autor de un delito de asesinato, con el atenuante de confesión y el agravante de parentesco. Aprecia la eximente de enajenación mental y pide que para él una condena de 20 años de internamiento en un psiquiátrico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos