La federación de vecinos asegura que cuando comiencen las obras del plan de vías «podremos celebrar algo»

Imagen panorámica del 'solarón' tomada con un dron. / J. L. ORDIALES
Imagen panorámica del 'solarón' tomada con un dron. / J. L. ORDIALES

Los vecinos creen «una falta de respeto» la partida de este año para el plan de vías

Marco Menéndez
MARCO MENÉNDEZGijón

Las asociaciones de vecinos de Gijón no están contentas con el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, y las declaraciones que realizó anteayer sobre el plan de vías, en el Fórum EL COMERCIO. El presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos (FAV), Adrián Arias, criticó tanto la inversión como los plazos previstos, aunque abogó por la prudencia.

Arias explicó que el movimiento vecinal «cree que es una falta de respeto clara a Gijón y a sus vecinos y vecinas la cuantía que se plantea en el proyecto de Presupuestos Generales. Seguimos siendo una región de tercera en cuanto a inversión y exigimos a los representantes políticos de Asturias en el Congreso que demuestren que realmente defienden el interés de Asturias y de Gijón».

Arias asegura que la federación «mantiene la prudencia» ante las declaraciones de De la Serna y apunta que «lo importante es ver la realidad tras la declaración. En cuanto se empiece a vaciar el túnel y a iniciarse las obras de adecuación podremos celebrar algo. Mientras, toda la incertidumbre del mundo».

Para los vecinos, son muchas las ocasiones que distintos ministros hablaron de inversiones y plazos para desarrollar el plan de vías y al final todas las expectativas se vieron frustradas. Adrián Arias aseveró que «no es la primera vez, y esperemos que sí sea la última, en que Fomento vienen anunciando compromisos e inversiones que luego se los lleva el viento. La fe moverá montañas, pero no desbloqueará el plan de vías».

El proyecto de la integración ferroviaria en Gijón, con el que se eliminará la barrera que suponen las vías de Renfe y Feve, es una de las principales banderas de lucha de la federación urbana desde hace años. El presidente de la FAV reconoce que «queremos creer en el desbloqueo real del proyecto», pero apunta que «en el movimiento vecinal tendemos a ser muy pragmáticos y dejarnos guiar poco por las promesas. Sin presión y movilización social, los incumplimientos están a la orden del día».

Tampoco están conformes con los plazos que maneja el Ministerio de Fomento. Los consideran «excesivamente largos y cuesta pensar en la temporalidad marcada en los cronogramas. Pensamos que sería más realista marcarse diferentes fases de actuación». Por todo ello, la federación reclama conocer los detalles de los anuncios publicados por la Comisión Técnica del Consejo Social relativos al plan de vías.

Íñigo de la Serna apuntó anteayer que el vaciado del túnel del metrotrén supondrá una inversión de 800.000 euros y que la operación durará ochos meses entre planificación y achique efectivo de agua. Se repondrán todos los elementos deteriorados, el sistema de bombeo y los equipos de monitorización de la infraestructura. En cuanto al soterramiento de las vías y la futura estación, ya se ha tramitado la encomienda de gestión para el estudio informativo y de forma paralela el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) ha encargado el proyecto de construcción. Pero, además, Fomento trabaja en acelerar plazos de tramitación para adelantar al máximo el inicio de las obras.

A favor y en contra

Al menos desde el ámbito político fueron notables los apoyos recibidos por el planteamiento del ministro de Fomento, empezando por el propio consejero de Infraestructuras, Fernando Lastra, que anteayer mismo celebró que sea De la Serna «el que comprometa actuaciones» y resaltó el desbloqueo de proyectos paralizados como este. La presidenta del PP asturiano, Mercedes Fernández, o el diputado regional de Ciudadanos Armando Fernández Bartolomé fueron otros de los valedores de la postura ministerial. También hubo una parte crítica, como el secretario de Planificación Territorial de los socialistas asturianos, René Suárez, quien criticó que los anuncios «no son más que palabras» o el diputado de Podemos Héctor Piernavieja, que se mostró preocupado «por esa visión mal entendida de que las infraestructuras cuanto más grandes, mejor».

Preocupa asimismo la falta de concreción con la modificación del plan especial del ámbito ferroviario.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos