La Feria cuelga el cartel de «completo»

Visitantes en la Feria de Muestras el año pasado. / DAMIÁN ARIENZA
Visitantes en la Feria de Muestras el año pasado. / DAMIÁN ARIENZA

Aumenta la presencia del sector automovilístico, que contará con todas las marcas y la Cámara trabaja para ampliar el pabellón de las Naciones | A casi tres meses de su inauguración, la totalidad del recinto está comercializado

A. P. GIJÓN.

Lleno total. La próxima edición de la Feria Internacional de Muestras de Asturias tiene todo su espacio expositivo comercializado cuando quedan poco menos de tres meses para su inauguración oficial. De esta forma, según aseguraron fuentes de la Cámara de Comercio de Gijón, se continúa con la misma tónica de los últimos años en los que, incluso, hubo una amplia lista de espera de empresas que no tuvieron posibilidad física de acceder a presentar sus productos en el recinto Luis Adaro. Los 160.000 metros cuadrados, aún aprovechando al máximo sus posibilidades, no fueron suficientes para satisfacer una demanda creciente que, además, tiene la peculiaridad de contar con una fidelidad muy elevada por parte de las empresas que acceden a un estand o pabellón. Más del 80% dejan ya cerrado el compromiso tras la anterior edición con lo que el abanico para nuevas entradas que más bien escaso.

La edición celebrada el pasado verano, la sexagesimoprimera, marcó hitos históricos en varios terrenos, tanto en el nivel de transacciones comerciales como en número de visitantes, que superó el récord de los 721.377, según los mismos datos oficiales. Unos dos mil expositores y más de seiscientos estands hicieron posible esta marca que en la próxima edición se confía en igualar e incluso superar al calor de una marcha de la economía que, se asegura, camina de forma constante hacia un repunte. Especialmente significativo ha sido, en los últimos años, el crecimiento del sector del automóvil, hasta el punto de que para la edición de agosto esta confirmada la presencia de todas las marcas del sector, incluida Audi, ausente en las últimas ediciones. El nivel de ventas y de gestiones comerciales cerradas durante la Feria de Muestras hacen que sea una cita obligada e, incluso, desde la Cámara de Comercio ya se trabaja, a medio plazo, para acondicionar mejor el terreno disponible respondiendo a esa demanda creciente.

En su trabajo de constante renovación del recinto Luis Adaro, la Cámara de Comercio tiene diseñados diferentes planes que pasan tanto por dignificar la imagen exterior, con el nuevo acceso a través del pretendido vial al costado del parque de los Hermanos Castro, como de ampliación del espacio expositivo, con la ampliación del pabellón de las Naciones, vital, se entiende, en el proyecto de futuro del recinto. Hasta el momento, la explanada anexa se habilita con una gran carpa, pero se pretende levantar una nave, con algo más de altura que el actual pabellón, pero que tendrá, a la vez, la misma «piel» con unos usos que pueden ser independientes. El proyecto tiene su complejidad porque, por una parte, su presupuesto supera el millón de euros, que serán sufragados íntegramente por la propia Cámara de Comercio, y, además, obligará a recolocar algunos estands de empresas importantes que, en la actualidad, ocupan parte del terreno necesario para la obra. Para la Feria de Muestras del próximo año es muy probable que aún no pueda estar operativo, pero sí para la de 2020.

Coordinación y no fusión

En cuanto al nuevo vial, que daría una nueva fachada al recinto ferial desde el parque de los Hermanos Castro, llevarlo adelante como aspira la Cámara de Comercio depende ya de la decisión del Ayuntamiento de Gijón y del consenso que pueda tener entre los diferentes grupos municipales. Un proyecto de medio plazo que los actuales responsables camerales consideran vital para aportar al recinto un plus de calidad que, creen, necesita de manera prioritaria.

Entretanto, al margen de la Feria Internacional de Muestras de Asturias, el recinto Luis Adaro, con la plena gestión de la Cámara de Comercio de Gijón, mantiene un nivel de ocupación muy elevado durante todo el año, con actividades que lo ocupan, aunque sea parcialmente, durante 321 días al año. Con todo ello, y una plantilla ajustada a lo que requieren los tiempos, la Cámara gijonesa viene cerrando en los últimos años, con la gestión como presidente de Félix Baragaño, unos balances económicos positivos, a la vez que actúa de agente dinamizador de la actividad empresarial y congresual de la ciudad y en toda Asturias.

La Feria de Muestras ya ha colgado el cartel de «completo» para una edición que coincide con la renovación del plenario de las cámaras de comercio de Asturias y cuando parece que la, por algunos, pretendida fusión de las de Oviedo, Avilés y Gijón camina más bien hacia una «coordinación» que aseguraría la independencia en la gestión de cada una de ellas y que el recinto ferial siga estando, como siempre, en manos exclusivas de la cámara gijonesa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos