Fernando Prendes, «el alma del Orfeón»

La viuda de Fernando Prendes, con un ramo, rodeada de sus tres hijos y uno de los músicos que participó en el homenaje. / DANIEL MORA
La viuda de Fernando Prendes, con un ramo, rodeada de sus tres hijos y uno de los músicos que participó en el homenaje. / DANIEL MORA

El coro gijonés brinda un cálido homenaje póstumo a su director durante 30 años que emociona a la viuda y sus tres hijos

ANA SOLÍS GIJÓN.

El Orfeón Gijonés no olvida a quien fuera su presidente, Ramón Fernando Prendes Hevia, durante la friolera de treinta años; desde 1987 hasta el pasado mes de enero, cuando falleció a los 73 años. Este domingo, el Teatro Jovellanos sirvió como escenario para que la agrupación musical le rindiera un sentido homenaje.

Su viuda, María del Carmen Sánchez Díaz, 'Carmina', y sus tres hijos, Fernando, Neri y Alberto, además de otros familiares, estuvieron presentes en el acto, en el que recibieron un ramo de flores y un cuadro en su memoria. «Somos vuestras familia», les dijo a la entrega de los presentes Julio César Baragaño, quien presentó el homenaje. Una forma simbólica de agradecer la dedicación de Prendes al Orfeón durante toda su vida y que su familia recogió sobre el escenario al calor de los aplausos de los asistentes. «Fue muy emotivo y emocionante para nosotros», señaló Fernando, el primogénito, tras la finalización del acto. Carmina, la viuda, fue un poco más allá, con la figura de su difunto esposo muy presente. «Yo creo que él estaba escuchándolo también. Han sido muy detallistas. La figura de Fernando sigue estando muy presente, tanto que a veces te parece que va a entrar por la puerta», declararía a EL COMERCIO, emocionada, al término del acto.

Momentos muy felices

Afectuosas también fueron las palabras que dedicó Baragaño al homenajeado y que dejaron en absoluto silencio a todos los asistentes. «Fernando permanece en el alma del Orfeón y en los corazones de quienes compartimos momentos muy felices con él», pronunció.

Con la 'Elegía Coral', interpretada por el Orfeón Gijónés bajo la batuta de Pablo Camblor, comenzó la música en el anfiteatro. Le siguió el pasodoble 'Fina Blasco', interpretado por la Banda de Música de Mieres, dirigida por Antonio Cánovas, en un día muy especial para esta agrupación, que ayer cumplía su 25 aniversario. 'Barberillo de Lavapiés', 'La Rosa del Azafrán' o 'Lagarteranas' fueron algunas de las obras que conformaron la 'Antología de Zarzuela' que, combinando voces, instrumentos y baile, animaron el homenaje a Fernando Prendes, quien dedicó toda su vida a su gran pasión, la música coral.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos