El Festival Aéreo calienta motores

Paqui Silvente, a los mandos de la avioneta virtual de la exposición. / AURELIO FLÓREZ

Una exposición en la Colegiata ilustra la afición aeronáutica y ofrece una prueba práctica de pilotaje con simulador

E. C. GIJÓN.

Aunque el día grande es, sin duda, el próximo domingo con la exhibición de distintos aparatos en vuelo, el Festival Aéreo de Gijón 2017 es ya una realidad con la exposición organizada por el Círculo Aeronáutico Jesús Fernández Duro en la Colegiata de San Juan Bautista, que puede ser visitada de 11.30 a 14.30 y de 17 a 21 horas, según explicó el presidente de la citada entidad, José Manuel Martín Ferrer.

La muestra incluye un poco de todo: paneles conmemorativos del 25 aniversario de la fundación de la Academia Básica del Aire de León, la cesta y equipo de un globo aerostático, uniformes de paracaidistas, aviones radiocontrolables, maquetas, vídeos de los Boinas Verdes, una colección de medallas y un simulador de vuelo en el que es posible jugar a despegar y aterrizar en el aeropuerto de Asturias sin miedo a causar daño alguno. Además, se pueden adquirir un par de libros sobre temas aeronáuticos y la revista semestral 'Rescate', editada por el Círculo Aeronáutico Jesús Fernández Duro. Todo un muestrario de aeronáutica orientado tanto a aficionados como a profanos en la materia.

Probablemente, lo más atractivo para el público sea el simulador, recientemente adquirido por la entidad organizadora de la muestra con una inversión próxima a los 2.500 euros.

Francisco Cabal, experto por su trabajo en Simulastur, es el monitor de vuelo; es decir, el encargado de acompañar a los curiosos en el manejo de los mandos. Paqui Silvente, de Lorca, fue ayer una de las primeras personas en probar el aparato. Se confiesa atraída por todo lo relacionado con los aviones, pero la experiencia no le resultó muy sencilla, porque hasta que se consigue cierta práctica, manejar una avioneta no resulta fácil, ni siquiera de forma virtual.

Cabal asegura que diez horas son suficientes para aprender a manejar el simulador, así que se comprende que los diez minutos concedidos a cada interesado en probar el aparato, a fin de permitir la participación de un número importante de personas, no permiten obtener resultados espectaculares. A juzgar por los dos primeros días de exposición, el simulador interesa a personas de muy distintas edades y tanto hombres como mujeres demuestran similar interés.

Además de la exposición, dos conferencias complementan el programa del Festival Aéreo. Una, sobre el Club de Veteranos Paracaidistas de Córdoba, está organizada por la Asociación de Veteranos Paracaidistas Asvepa Astur y tendrá lugar en el salón de actos del Centro de Cultura Antiguo Instituto, a las 19.30 horas del viernes. La otra, sobre abastecimiento aéreo, la ofrecerá el responsable de pruebas de AIRBUS, Miguel Rubio, corre a cargo de la Asociación de Veteranos Paracaidistas Agrupac. Será en el mismo escenario, al mediodía del sábado.

Más

Fotos

Vídeos