Los barrios de Gijón celebran 144 años de «altruismo» de la Cruz Roja

El Teatro Jovellanos, abarrotado durante la gala. / J. PETEIRO

La Federación de Vecinos otorgó su galardón anual a una entidad «dedicada al voluntariado» en su Festival Solidaridad

ÓSCAR PANDIELLO GIJÓN.

Pocos estamentos quedan por mostrar su convicción en el trabajo diario de la Cruz Roja. Si en 2014 el Ayuntamiento otorgó la Medalla de Oro de la Gijón a su Asamblea Local por la «extraordinaria labor social» que ejerce sobre los vecinos de la ciudad, ayer la Federación de Asociaciones de Vecinos (FAV) hizo lo propio en su Festival Solidaridad, que cada año premia a una figura local por su desempeño diario. «Conocimos de primera mano su labor y, precisamente, lo que queremos premiar es ese trabajo que no se ve. Un trabajo voluntario y altruista digno de elogio», destacó durante la gala Adrián Arias, presidente de la federación.

Para recoger el galardón -una paloma de la paz confeccionada por Cerámicas La Guía y un cheque de 2.000 euros- estuvo presente Constantino Vaquero, presidente de la Asamblea Local de Cruz Roja. Agradecido por los reconocimientos de la ciudad a su labor, Vaquero destacó el trato dispensado por la entidad a «más de 10.000 personas cada año» y, además, animó a todos los vecinos a colaborar con la entidad sin ningún tipo de prejuicios.

«Muchas personas acuden a la Cruz Roja por necesidad y lo que intentamos es no tratarles como un número más sino con la mano tendida. A vosotros os digo que queremos que nos sintáis próximos y os acerquéis para colaborar e intercambiar las muchas experiencias vecinales que atesoráis», aseveró Vaquero ante un Teatro Jovellanos abarrotado.

«Merecido y acertado»

A renglón seguido, hizo un repaso al trabajo de la entidad en la ciudad desde su establecimiento en 1874. Así, voluntarios de la Cruz Roja trabajaron en la ciudad desde la III Guerra Carlista hasta la Guerra Civil pasando por los numerosos accidentes laborales en los que murieron obreros o las epidemias de gripe que dejaron más de 300 muertos a principios del siglo pasado.

La gala, que estuvo aderezada con teatro, danza, música y proyecciones audiovisuales, también contó con la presencia de concejales y representantes políticos. En este sentido, la concejala de Bienestar Social, Eva Illán, tendió la mano a la Asamblea Local para seguir trabajando conjuntamente en el futuro: «Vuestra generosidad hace que este premio sea merecido y acertado».

Temas

Fav, Gijón

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos