La fiesta dejó 17 toneladas de basura en las playas gijonesas

Un operario de Emulsa, en la madrugada de los Fuegos, retira la basura de las papeleras. /J. PETEIRO
Un operario de Emulsa, en la madrugada de los Fuegos, retira la basura de las papeleras. / J. PETEIRO

Ó. P. GIJÓN.

Tras la fiesta, los operarios de Emulsa recogieron durante la madrugada 17 toneladas de residuos en las tres principales playas urbanas, San Lorenzo, Poniente y El Arbeyal, que concentraron buena parte del bullicio de los fuegos. Decenas de grupos de jóvenes habían acudido a los arenales de la ciudad para disfrutar del espectáculo pirotécnico y, de paso, comenzar una fiesta que se alargaría hasta altas horas. De esta forma, desde antes de la medianoche se vieron bolsas repletas de botellas de bebida. Muchas de ellas acabaron abandonadas en la arena, por lo que desde las dos de la madrugada se desplegó un dispositivo especial de limpieza que seguiría hasta por la mañana. La que más residuos concentró fue Poniente.

Fotos

Vídeos