El fiscal solicita dos años de prisión para un hombre por abusar de su inquilina

Edificio del Palacio de Justicia de Gijón, que alberga a todos los juzgados de la ciudad./Damián Arienza
Edificio del Palacio de Justicia de Gijón, que alberga a todos los juzgados de la ciudad. / Damián Arienza

La acusación dice que los hechos sucedieron en un piso de La Calzada en el que el acusado tenía alojada a la víctima y a la pareja de esta última

OLAYA SUÁREZ GIJÓN.

La sección octava de la Audiencia Provincial acogerá el próximo 18 de abril el juicio a un hombre acusado de agredir sexualmente a su inquilina. El ministerio fiscal solicita para el procesado una condena de dos años de prisión por el delito de agresión sexual, a lo que se sumaría el pago de una multa por las lesiones causadas.

El procesado, representado por el abogado Francisco Javier García Díaz, mantiene su inocencia y solicita la libre absolución. Los hechos, que serán juzgados el próximo mes, ocurrieron, según la acusación, en julio de 2017 en una vivienda del barrio de La Calzada. Al parecer, el ahora acusado tenía alojado en su domicilio a la mujer y a su compañero sentimental desde hacía tiempo.

Tal y como consta en el escrito de acusación del ministerio fiscal, en un momento dado, cuando el propietario del piso y la mujer se encontraban solos, se abalanzó sobre ella y comenzó a practicarle tocamientos. En ese momento, señala el escrito de acusación, llegó el compañero de la víctima y se inició entre el ahora procesado y él una pelea.

A raíz de la denuncia de los hechos se inició una investigación en el juzgado de Instrucción número 2 de Gijón, que se encontraba realizando las funciones de guardia en el momento en el que tuvo lugar el episodio. En el procedimiento los perjudicados no se personaron como acusación particular y únicamente ejerce la acusación pública el ministerio fiscal. Están citados para declarar en la vista oral la víctima, su compañero sentimental y el hombre que comparecerá en calidad de acusado por los delitos de agresión sexual y por lesiones. El procesado defiende su inocencia y asegura que no existieron tocamientos ni ningún otro tipo de abuso sexual. La Fiscalía considera que existen pruebas suficientes para su condena.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos