La Fiscalía dice que el acusado de matar a su pareja en Gijón en 2016 la dejó agonizar sin avisar a los servicios médicos

Pide para el hombre 22 años de prisión y otros diez de libertad vigilada, que incluye la prohibición de residir en Asturias durante ese tiempo

EUROPA PRESSGijón

La Fiscalía de Área de Gijón ha solicitado 22 años de prisión y diez de libertad vigilada, que incluye la prohibición de residir en el Principado durante ese espacio de tiempo, para el acusado de matar a su pareja en Gijón en marzo de 2016. La vista oral se celebrará ante un Tribunal del Jurado en Oviedo en una fecha aún por determinar.

El acusado, desde aproximadamente el año 2012, mantenía una relación sentimental con Silvia Hernández, de 34 años, con la que convivía en Gijón, sin hijos en común. La víctima tenía reconocido un grado de discapacidad psíquica del 70 por ciento por resolución de la Consejería de Vivienda y Bienestar Social del Principado de Asturias, de fecha 31 de septiembre de 2006.

El Ministerio Fiscal sostiene que, sobre las 02.30 horas del domingo 13 de marzo de 2016, cuando la pareja se dirigía hacia su domicilio, inició una acalorada discusión en la calle, en el transcurso de la cual el acusado le dijo a la mujer: «Hija de puta, te voy a matar». Una vez accedieron al interior de su domicilio, continuaron discutiendo, tomando el acusado la decisión de acabar con la vida de su pareja.

Así, cogió un cuchillo de cocina que se encontraba en la casa, de unos 22 centímetros de longitud, con el mango de plástico y una hoja de unos 11,5 centímetros, metálica y dentada, y se lo clavó al menos en dos ocasiones, en la zona torácica y a nivel de la línea axilar.

Durante todo el domingo día 13 de marzo, el acusado, consciente de que la mujer estaba aún con vida tumbada en la cama sin poder levantarse, agonizando, no procedió llamar a los servicios médicos ni a prestarle ningún tipo de auxilio. No fue hasta aproximadamente las 06.17 horas del día 14 cuando llamó a los servicios de emergencia, que inmediatamente se personaron en el lugar y constataron que había muerto.

Previamente, el acusado, con el objetivo de aparentar que la mujer aún se encontraba viva, le cogió su teléfono móvil y realizó una llamada desde el mismo al suyo propio. El acusado fue detenido 14 de marzo de 2016, acordándose su prisión provisión por estos hechos.

Fotos

Vídeos