La Fiscalía pide 10 años de prisión a un hombre por el intento de asesinato a un hostelero

Francisco Javier González Morán, 'El Ñaplas'./E. C.
Francisco Javier González Morán, 'El Ñaplas'. / E. C.

Los hechos tuvieron lugar en septiembre de 2016 cuando 'El Ñaplas' apuñaló a Alejandro Imbérgamo en el pecho, muy cerca del corazón

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

La Fiscalía de Área de Gijón solicita 10 años de prisión para Francisco Javier González Morán, conocido como 'El Ñaplas', por apuñalar a Alejandro Imbérgamo, socio del Grupo Gavia, en una calle de Gijón en 2016. La vista oral está señalada para este miércoles, 20 de septiembre de 2017, en la Sección Octava de la Audiencia Provincial, con sede en Gijón, a las 10.30 horas. La acusación particular, ejercida por el abogado Ignacio Manso Platero, pide doce años de prisión para el acusado, que permanece en el centro penitenciario de Asturias.

El Ministerio Fiscal sostiene que el procesado, sobre las 05.19 horas del 11 de septiembre de 2016, en el exterior del establecimiento Bambara, en la calle Marqués de San Esteban de Gijón, se abalanzó -con ánimo de terminar con su vida- sobre la víctima, portando un cuchillo de 19 centímetros de longitud de filo. El hostelero se encontraba desarmado y sin posibilidad de defenderse.

El procesado le asestó de manera inopinada y sorpresiva una puñalada en el pecho a la altura del corazón, consiguiendo el herido zafarse y retirarse hacia la calzada de la calle. Hasta allí le persiguió el procesado sin éxito con otro cuchillo que llevaba escondido entre su ropa.

A consecuencia de estos hechos, la víctima, de 52 años, sufrió heridas por las que fue internado en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) y de las que tardó 45 días curar. Le quedaron dos cicatrices como secuela, una de 2,5 centímetros y otra de 8 centímetros. Los gastos sanitarios causados al Sespa ascienden a 2.221,31 euros.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de asesinato en grado de tentativa, y solicita que se condene al procesado a 10 años de prisión, inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, pago de las costas procesales y abono de una indemnización de 4.940 euros a a la víctima y de otra de 2.221,31 euros al Sespa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos