La fiscalía pide dos años y tres meses de prisión para un abogado por estafar a clientes

O. SUÁREZ GIJÓN.

La fiscalía solicita dos años y tres meses de prisión para un licenciado en Derecho que supuestamente estafó a un matrimonio con 5.815 euros. Simuló estar colegiado como abogado y les cobró varias cantidades de dinero durante nueve años por una supuesta intervención de una demanda por vía civil que nunca llegó a presentar. El juicio se celebrará el 8 de noviembre en la Sección Octava de la Audiencia Provincial.

«El acusado, con el ánimo de obtener un ilícito beneficio, valíendose de su condición de letrado, mediando engaño y sin intención de interponer demanda alguna, se apoderó para sí de las cantidades recibidas y sin interponer demanda alguna ante el juzgado», señala el escrito de la fiscalía al que ha tenido acceso EL COMERCIO.

En el año 2005 el matrimonio presuntamente estafado contraró los servicios del acusado, en su condición de abogado, con despacho en Gijón. En ese momento sí estaba colegiado, si bien tiempo después causó baja en el Colegio de Abogados. Los perjudicados solicitaban que interpusiesen una demanda, vía civil, ante el juzgado de Primera Instancia de Villaviciosa por un problema de olores y ruidos que provenían de una explotación ganadera próxima al domicilio del matrimonio. Le hicieron cuatro pagos en 2005, 2009 y 2014, si bien el presunto letrado no inició ninguna acción legal y el plazo para su tramitación ha expirado. La fiscalía considera los hechos como un delito de estafa.

Fotos

Vídeos