Folclore en Ceares con sorpresa incluida

Participantes en el pasacalles.
Participantes en el pasacalles. / DANIEL MORA

Los vecinos del barrio disfrutaron de una jornada de bailes y música en la que hubo hasta mariachis

LORETO BARBÓN GIJÓN.

El sonido de los voladores fue el despertador que ayer puso en pie a los vecinos de Ceares para que no se perdieran una mañana dedicada al folclore asturiano. La música y los bailes tradicionales inundaron las calles del barrio a partir de mediodía para dar paso a una sesión vermú en el prau de la fiesta.

La carne fue el plato principal a la hora de comer, pues a las tres de la tarde se celebró una gran 'corderada' con sorpresa incluida. «Todo el mundo se quedó con la boca abierta cuando vieron llegar a un grupo de mariachis para amenizar la comida», celebró Cristina Álvarez, representante de la asociación de vecinos de Ceares, quien recordó que «aunque todos los años ofrezcamos un programa de fiestas muy parecido, eso no quita que nos guardemos un as en la manga».

EL PROGRAMA

17 horas
Jira campestre en el prau de la fiesta, reparto del bollu y espectáculo infantil a cargo del Payaso Tato.
19 horas
XI concurso gastronómico de empanadas y puya del ramu.
20 horas
Verbena amenizada por la orquesta Cuarta Calle.
Medianoche
Degustación gratuita de sangría y fin de fiestas.

La noche de ayer finalizó con una verbena a cargo de la orquesta Assia, pero los festejos se retoman hoy para celebrar el 'día del sociu', la última jornada de las fiestas de Ceares. A partir de las cinco de la tarde se celebrará una jira campestre en el prau de la fiesta y se repartirá el bollu. Después, el Payaso Tato ofrecerá un show para entretener a niños y mayores. También habrá tiempo para un concurso de empanadas y la última verbena, amenizada por la orquesta Cuarta Calle.

Fotos

Vídeos