Fomento garantiza consignación para el plan de vías en los Presupuestos de 2018

Cartel de Gijón al Norte en los terrenos del 'solarón'. / DANIEL MORA

La izquierda, Ciudadanos y la federación vecinal recelan de los plazos del convenio y echan en falta los estudios para soterrar más hacia el oeste

M. MORO GIJÓN.

Adif, cuyo presidente Juan Bravo visitó ayer las obras del soterramiento de Langreo, garantiza que en los próximos Presupuestos Generales del Estado habrá partida para contratar toda la parte de estudios informativos y proyectos tanto de la nueva solución para el plan de vías como de las obras pendientes para poner en servicio el túnel del metrotrén. Tanto del tramo parcialmente ejecutado como de la prolongación hasta Cabueñes. La consignación fuerte para el inicio de obras se dejaría para las cuentas de 2019.

Principado y Ayuntamiento ya tienen en su poder el borrador del nuevo convenio para Gijón al Norte que plasma negro sobre blanco el reparto de las cargas financieras: 271,84 millones el Ministerio de Fomento y 65,84 millones para cada una de las administraciones regional y local.

El documento con el acuerdo económico tripartito es susceptible de retoques con aportaciones de los socios y una vez consensuado tendrá que ser aprobado por el Consejo de Ministros, el Consejo de Gobierno del Principado y el Pleno municipal. Adif cree que la firma no se demorará mucho, pues existe «buena voluntad entre las partes».

Los grupos de la oposición, a excepción del PP, han acogido con tibieza y bastantes recelos tanto los plazos del calendario de ejecución como los compromisos económicos recogidos, que son una transposición al papel de las cifras que anunció el ministro Íñigo de la Serna en junio. La izquierda, Ciudadanos y la federación vecinal lamentan además que no se recoja ninguna referencia a la reivindicación histórica de llevar el soterramiento más hacia el oeste.

Según el portavoz socialista, José María Pérez, el texto deja fuera dos aspectos planteados en el consejo de administración. Por un lado, un análisis de modificaciones en el proyecto para permitir soterrar las vías al menos hasta La Calzada. Y tampoco figura, constata, un desarrollo por fases que permita que la adecuación del túnel del metrotrén se haga en paralelo a la construcción de la estación de cercanías.

Para el concejal David Alonso, de Xixón Sí Puede, «el plan de vías, además de compromisos sobre el papel, precisa de un reflejo presupuestario real de las distintas partidas y un debate a fondo en el consejo de administración de Gijón al Norte». Alonso también pide que se aclare cómo se prevé hacer el soterramiento de las vías: «No sabemos si van a llegar hasta el Palacio de Justicia, como se intuía en el anteproyecto, o si se va a llevar como demandamos algunos grupos políticos y el vecindario hasta La Calzada».

El portavoz de IU, Aurelio Martín, considera que los siete años que maneja Fomento para construir la estación «son excesivamente largos». «Parece más un deseo de diluir en el largo plazo sus compromisos financieros que algo que obedezca a cuestiones técnicas», opina. También echa en falta el soterramiento hasta La Calzada y recela de la máxima edificabilidad que se pide para las parcelas que hay que resituar en el 'solarón'.

Respaldo del PP

Para el PP, a juicio de su portavoz Mariano Marín, «el convenio es la expresión clara del compromiso serio y riguroso del ministro de Fomento con Gijón y Asturias». «La hoja de ruta prevista con el plan de vías se está cumpliendo y, nuevamente, el próximo lunes el ministro visitará Asturias. Es evidente su gran interés por nuestra región», destaca Marín.

José Carlos Fernández Sarasola, portavoz de Ciudadanos, considera que «el proyecto adolece de las mismas carencias, como un calendario claro de ejecución de las actuaciones, un soterramiento insuficiente para suprimir la barrera ferroviaria y una nula concreción de las obras del metrotrén más allá de que serán asumidas por el ministerio».

Fotos

Vídeos