Foro logra el consenso político para ampliar el contrato de la ORA por diez años

Un controlador de la ORA. / PIÑA
Un controlador de la ORA. / PIÑA

A falta del informe de Intervención, el gobierno local podría presentar esta semana el proyecto, que contará con una inversión privada de 2,2 millones

ÓSCAR PANDIELLO GIJÓN.

Luz verde para comenzar a tramitar el nuevo contrato para la gestión de la zona ORA de la ciudad. Después de que los grupos de la oposición afeasen al gobierno su falta de diálogo para sacar adelante el nuevo proyecto, el concejal de Seguridad Ciudadana, Movilidad y Transportes, Esteban Aparicio, ha mantenido distintas reuniones con grupos políticos, empresa y trabajadores para que el acuerdo cuente con el consenso de todas las partes implicadas. «Tengo fundadas esperanzas de que los grupos están por la labor y, además, los trabajadores están conformes con la prórroga», explica Aparicio.

A falta del informe de Intervención, que se espera para los primeros días de esta semana, el gobierno local podría presentar el proyecto en la próxima comisión de Movilidad, Seguridad Ciudadana y Medio Ambiente, que se celebrará este viernes. «Se renovarán los parquímetros, obsoletos ahora, se incorporarán los vehículos necesarios y se cambiará el software para que los datos se puedan tratar a tiempo real, esto que llamamos 'smart city'», sintetiza el concejal.

La inversión correrá a cargo de la parte privada de la Empresa Mixta de Tráfico, Eysa, que controla el 60% de la sociedad. En total, se estima que la inversión rondará los 2,2 millones de euros. Además de los parquímetros y la modernización del programa informático, la empresa tiene previsto adquirir tres grúas y cinco vehículos. Estos últimos, subraya Aparicio, no irán destinados a multar a los vehículos que no cumplan la normativa, sino que su función irá destinada a identificar aparcamientos libres y así facilitar el proceso de estacionamiento a los conductores.

Asegurar a los trabajadores

Pese a que el contrato vigente expira en 2021, desde el gobierno han querido adelantar plazos ya que la tramitación de este tipo de contratos se puede alargar «incluso más de un año». Con elecciones a la vista el próximo año, no se ha querido correr el riesgo de que los plazos acaben afectando a la Empresa Mixta de Tráfico y, por extensión, a sus trabajadores.

«Los 69 trabajadores mantendrán su puesto de trabajo como hasta ahora y no queremos que nadie acabe en la calle por un fallo burocrático», asevera Aparicio. En este sentido, también se han mantenido contactos con representantes de los empleados para explicarles las nuevas condiciones del contrato. Con el beneplácito de todas las partes, por tanto, desde el gobierno local esperan echar a andar cuanto antes el nuevo proyecto «que beneficiará a toda la ciudad, sobre todo con esa carga de inversión privada».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos