Foro ofrece como alternativa a municipalizar la ayuda a domicilio 1.200 euros más de salario al año

Protesta de las trabajadores en el Pleno municipal. / PALOMA UCHA
Protesta de las trabajadores en el Pleno municipal. / PALOMA UCHA

En el próximo contrato se incluirán cláusulas para que las empresas mejoren las condiciones económicas y de descanso de las trabajadoras

I. VILLAR GIJÓN.

La negativa del Ayuntamiento a municipalizar el servicio de ayuda a domicilio, como anunció en el Pleno la alcaldesa, no supondrá renunciar a la búsqueda de mejores condiciones de trabajo para las casi doscientas auxiliares ligadas a este servicio. Así lo asegura el equipo de gobierno, que como alternativa al cambio de gestión que reclaman las trabajadoras -y que Xixón Sí Puede ha puesto como exigencia para apoyar los presupuestos de 2018- propone imponer a las empresas nuevas condiciones relacionadas con las retribuciones a la plantilla y sus tiempos de descanso diario.

El actual contrato con Eulen y Azvase para la prestación del servicio, adjudicado en 2015, estará vigente hasta el 31 de octubre de 2018, después de haber sido prorrogado por un año en septiembre ante el retraso en la adopción de un acuerdo sobre la municipalización. Será en la siguiente licitación donde el Ayuntamiento plantee estos cambios. Los presupuestos de la Fundación Municipal de Servicios Sociales para el próximo año, aprobados ayer con el único voto a favor de Foro y la abstención del resto de los partidos, reservan para el programa de ayuda a domicilio una partida de 4,5 millones de euros, que suponen un millón más de lo que recogían los aprobado para 2017.

De ese incremento, medio millón será para ampliar el número de horas de servicio. El contrato de 2015 es insuficiente para cubrir la demanda actual, por lo que este año fue necesario tramitar de forma urgente un contrato complementario. La nueva licitación debe hacerse con un cálculo acorde a las necesidades reales, garantizando en un único contrato la atención de todos los usuarios, incluidos los que ahora dependen de las horas complementarias. La intención de Foro es que los 500.000 euros restantes repercutan de forma directa en las condiciones de las trabajadoras, incluyendo para ello en los pliegos de contratación las cláusulas que sean necesarias.

El grueso de esa partida iría enfocada a la mejora de las retribuciones. El gobierno municipal prevé lograr un incremento medio de 1.200 años por trabajadora y año. A ello se sumaría un plus por trabajar en domingo y festivos, que sería de 26 euros en el caso de las jornadas de más de cuatro horas y de 13 euros en las que tengan una duración menor. Pero el aumento de la dotación para el nuevo contrato no se destinará solo a aumentos salariales de la plantilla. Otra parte se dedicará a costear la ampliación de los descansos que se permiten a las trabajadoras dentro de su jornada diaria. El Ayuntamiento exigirá en los pliegos que se incrementen en 15 minutos -duplicando el descanso actual-, lo que le obligará a compensar económicamente a las empresas.

Informes en contra

En la próxima reunión de la comisión creada para estudiar la posibilidad de municipalizar el servicio de ayuda a domicilio, el equipo de gobierno presentará a la oposición nuevos informes técnicos contrarios a este cambio de gestión, que son los que han llevado a la alcaldesa a darlo por descartado. Los documentos llevan la firma del secretario general, la interventora general, el director general de servicios y el director económico-financiero del Ayuntamiento.

El de este último, fechado ayer mismo, es una respuesta directa al «contrainforme» presentado por Xixón Sí Puede. Considera que las estimaciones sobre los beneficios de una virtual prestación directa del servicio recogidos en ese documento «no se ajustan a la realidad» y que los costes de este cambio serían «sustancialmente superiores» a los que plantea. Califica además de «especulativo y fuera de contexto» que Xixón Sí Puede «entre a determinar cómo las empresas consiguen cumplir el contrato de modo que le resulte viable económicamente», toda vez que hay «signos externos que acreditan una correcta prestación del servicio y cumplimiento del convenio colectivo». A este respecto, destaca cómo «en sucesivas entrevistas con los representantes sindicales de ambas empresas prestatarias se ha constatado» que se cumple «de forma rigurosa».

Los informes hacen referencia a cuestiones como la poca garantía de continuidad en sus puestos que se podría dar a las trabajadoras y al coste que tendrían para el Ayuntamiento futuras reclamaciones para equipararse en condiciones laborales al resto de la plantilla municipal, poniendo como ejemplo el caso de las profesoras de las escuelas infantiles, cuya integración supuso «un incremento cercano al 40% solo en términos retributivos». Si la gestión del servicio se hiciera a través de una empresa municipal, bien de nueva creación o bien una ya existente, como Emulsa -es la propuesta de Xixón Sí Puede-, también habría que asumir nuevos costes, incompatibles con el cumplimiento de la ley de estabilidad.

Más noticias

Temas

Gijón

Fotos

Vídeos