Funeral en Begoña por Sánchez Piriz, comisario en los años ochenta

Familiares y amigos despiden a Sánchez Piriz. :: DANIEL MORA/
Familiares y amigos despiden a Sánchez Piriz. :: DANIEL MORA

ELCOMERCIO.ES

La iglesia de Nuestra Señora de Begoña (padres carmelitas) acogió ayer el funeral por el eterno descanso de Juan Manuel Sánchez Piriz, fallecido a los 93 años y que a principios de la década de 1980 ejerció como comisario jefe de la Policía Nacional en la comisaría de Gijón. Con él al mando se inauguró la comisaría de la calle de Celestino Junquera. Excepto dos años en los que dirigió la Policía de Eibar (Guipúzcoa) y otros tres la de Mieres, toda su carrera profesional la desarrolló en Gijón. Su último puesto en el cuerpo fue el de jefe de la zona norte de la Brigada del Juego. Sánchez Piriz, deja viuda, María Jesús Obeso; dos hijos, María Jesús y Juan Manuel, y dos nietos, Paula y Diego. Amigos y familiares le despidieron ayer en la iglesia de los carmelitas y luego fue enterrado en el cementerio de Jove.

Fotos

Vídeos