García Granda: «Si el consejero no ve bien Organización Industrial es que está ciego»

El rector, visitando la exposición en la Escuela de Ingeniería de Minas de Oviedo, junto al director del centro, Francisco Blanco.
El rector, visitando la exposición en la Escuela de Ingeniería de Minas de Oviedo, junto al director del centro, Francisco Blanco. / LORENZANA

El rector de la Universidad de Oviedo alude a su escaso coste para subrayar que «el riesgo es nulo. Podemos abrirla y cerrar mañana»

LAURA MAYORDOMO OVIEDO.

«Si el consejero no lo ve bien es que está ciego porque no hay nadie en Asturias que se haya puesto en contra». El rector de la Universidad de Oviedo, Santiago García Granda, no se anduvo ayer con medias tintas al ser preguntado por el futuro del grado de Ingeniería de Organización Industrial propuesto por la Escuela Politécnica de Ingeniería (EPI) y por el aparente cambio de actitud de la Consejería de Educación al respecto. Tras rechazar inicialmente la propuesta de implantación de estos estudios, la semana pasada en la Junta General Genaro Alonso dejó abierta la puerta a revisar esa negativa.

Será éste uno de los asuntos que aborde la comisión paritaria Universidad-Principado sobre la implantación y supresión de titulaciones universitarias que hoy se reúne por primera vez. Por parte de la institución académica acudirán la gerente, el vicerrector de Organización Académica y el director de área de Títulos.

García Granda recordó ayer el escaso coste que supondría ofrecer un grado que, hasta la aplicación del plan Bolonia, formaba parte del catálogo de titulaciones de la Universidad de Oviedo. Serían, «como máximo, 80.000 euros», ya que se cuenta con los recursos materiales y de profesorado necesarios para su docencia. Por eso, manifestó el rector, «nadie» entiende la negativa del Principado a autorizar estos estudios como un grado. «Si ahora lo entiende el consejero, maravilloso», refrendó durante una visita a la exposición organizada por el Grupo Coleccionista Minero Investigador (GRUCOMI) y que puede verse en el hall de la Escuela de Ingeniería de Minas, Energía y Materiales de Oviedo hasta el 9 de marzo.

La comisión paritaria sobre nuevas titulaciones celebrará hoy su primera reunión

El riesgo aparejado a la implantación del grado de Ingeniería de Organización Industrial es, a juicio de Santiago García Granda, «nulo». Si no funciona, si no atrae a un número suficiente de alumnos, «podemos abrirla y cerrarla mañana. No pasa nada». Porque, distinguió el rector, no es lo mismo implantar una titulación contando prácticamente con toda la plantilla docente necesaria que hacerlo con «una titulación nueva en la que tenemos que poner todos los recursos». Ahí, añadió, «hay que pensárselo más».

También discrepa del argumento de la «escasa» demanda del grado esgrimido por la Consejería de Educación tras comprobar que solo 27 alumnos habían iniciado esta carrera fuera de Asturias en los últimos seis cursos. Es éste un argumento que, para el rector, «no se sostiene porque los datos que se utilizaron no son correctos». Además, «no podemos pensar solo en hacer una titulación para los asturianos que ahora mismo dejan la región para hacer esos estudios, porque ése es un análisis incorrecto», consideró. El rector incidió en que la idea de la Universidad de Oviedo es contar con una oferta lo suficientemente atractiva para atraer alumnos de otras comunidades. Sobre todo teniendo en cuenta que ninguna universidad de las comunidades limítrofes -solo una privada, en Cantabria- cuenta con el grado de Ingeniería de Organización Industrial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos