«La gente joven es más necesaria que nunca en la lucha activa contra el cáncer»

«La gente joven es más necesaria que nunca en la lucha activa contra el cáncer»
PETEIRO

P. SUÁREZ GIJÓN.

Rocío Toledo, psicooncóloga de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) perteneciente a la Junta Local de Gijón, impartió ayer en la Escuela de Ingenieros una charla sobre las características de esta asociación sin ánimo de lucro y las campañas que se encuentran llevando a cabo para plantar cara a la terrible enfermedad tanto a nivel nacional como regional. «Nuestra función es acompañar y apoyar al paciente durante la enfermedad y fomentar su reinserción social una vez está curado», contó Toledo.

La AECC tiene en Asturias numerosos proyectos dedicados a facilitar la vida a las personas que padecen la enfermedad. Es el caso de 'Mucho por vivir', un plan diseñado para apoyar a las mujeres con cáncer de mama o el servicio de atención psicológica que llevan a cabo psicólogos profesionales. Respecto a esta diferencia entre voluntarios y profesionales quiso hacer hincapié Toledo, quien se alejó radicalmente de algunas voces de la sociedad que afirman que este tipo de organizaciones buscan voluntarios de cara a ahorrar en mano de obra profesional. «Es algo absolutamente falso. En la asociación contamos por un lado con profesionales en las diferentes áreas y, por otro, con voluntarios que ayudan a completar el trabajo de esos profesionales. Hay una diferencia muy clara», aseguró.

Sin embargo, sí reconoció que la solidaridad «es la base» de este tipo de asociaciones, y que sin los voluntarios sería imposible abarcar tal cantidad de pacientes. «La labor de los voluntarios es encomiable. Son personas que se vuelcan en la ayuda de gente que está pasando por momentos delicados», destacó.

Cuestación anual

La AECC se nutre económicamente a través de diferentes fuentes de ingreso como pueden ser la lotería que celebran cada año el primer fin de semana de mayo, las cenas o eventos que organizan o las donaciones que reciben por parte de entidades o socios.

No obstante, una de las principales fuentes de ingreso para esta asociación es la cuestación anual que realizan cada 12 de mayo y en la que un gran número de voluntarios se lanzan a la calle junto a una hucha y reparten pegatinas a todas aquellas personas que deciden hacer alguna aportación en la lucha contra el cáncer.

Es precisamente esta actividad para la que Toledo demandó ayer una mayor participación de gente joven. «Es muy complicado involucrar a la gente joven en este tipo de acciones, pero son muy necesarios para que podamos abarcar la mayor cantidad de barrios posibles y recaudar así una mayor cantidad de dinero», afirmó.

Según la conferenciante, los jóvenes que deciden tomar parte en actividades de la Asociación contra el Cáncer es debido a que la enfermedad les toca de cerca, y en muy pocos casos por voluntad propia. «Necesitamos de su solidaridad», reiteró Toledo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos