«Germán mejoró gracias a toda la gente que nos respalda»

Marta Fernández, hermana de Germán, junto a Ana Taboada, del dúo Los Peñekos, en La Volanta. / P. UCHA

Familiares y amigos le rinden homenaje en una gala benéfica en La Volanta

EUGENIA GARCÍA GIJÓN.

Germán Fernández tiene en Barcelona el apoyo de su madre, Yolanda, y de su hermana Marina. Desde Gijón le llega el aliento de su otra hermana, Marta, y de una legión de amigos y desconocidos conmovidos por lo que sucedió aquella noche de hace seis meses que cambió la vida de la familia. Muchos de ellos acudieron ayer a la gala benéfica que el dúo de animación infantil Los Peñekos organizó en la sidrería La Volanta para mostrar su respaldo a los Fernández.

En la sidrería, Marta cuelga la videollamada con su madre para contar que Germán evoluciona de forma pausada, pero gradual. «Nos dicen que su progreso va a ser lento, pero ya come solo y está aprendiendo a caminar con ayuda del andador y de los médicos. Solamente le falta hablar, tiene muy poca fuerza en la lengua», explica. Germán es «muy trabajador», y ya es consciente de casi todo, aunque hay aún muchas cosas que no recuerda. Dentro de poco el joven se trasladará a Toledo con su familia. Allí estarán al menos un año, dependiendo de su progreso. «Irá a un centro público -no son tantos gastos como la clínica donde está ahora, y les pagarán un piso-. Así, después de sus clases, podrá dormir en casa, con mi madre, y no en un hospital». Este traslado es una excelente noticia, ya que «significa que ha mejorado mucho». Una mejoría muy relacionada con su estancia en el Institut Guttmann, que fue posible gracias «a todo el mundo que nos sigue y nos respalda».

Y gracias «a la página de Facebook, en la que siempre están pendientes de los progresos de mi hermano, a las ayudas y donaciones, a eventos como éste... a todos los que se han movido por Germán». Como Ana Taboada, quien organizó la gala junto a su novio José Manzano. O Emilio Señas, que hizo la mili con el padre de Germán y ayer estuvo en la Volanta con su hija Vanesa para «dar un poco de ánimo a la familia». También acudió la avilesina Laura Riesgo, «muy impactada» por lo que le pasó a Germán, y las gijonesas María del Mar Barrios, quien opina que «tenía que haber aún más gente» secundando la causa y Almudena Albal, quiene afirma que «algo así no te puede dejar indiferente». «Mi madre siempre tuvo la esperanza de que él iba a mejorar», comenta Marta. Con su ayuda y la de todos los gijoneses, Germán progresa día tras día. «Nos dijeron que iba a quedar en estado vegetativo... Y mira, está andando».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos