Germán, arropado en su lucha por la vida

La concurrida concentración en apoyo al joven agredido hace tres meses clamó para que se haga justicia | «Los responsables de que mi hijo esté como un bebé de cinco meses tendrían que pagar el tratamiento médico para que salga adelante»

Un centenar de personas, a su paso por la calle de Marqués de San Esteban, tras la pancarta 'Todos somos Germán'. / P. CITOULA
Olaya Suárez
OLAYA SUÁREZGijón

«Venía muy entera, pero tanto cariño de la gente me ha emocionado». Yolanda Fernández, la madre de Germán, el joven de 25 años agredido en julio en Fomento, recibió ayer el calor y el apoyo del centenar de personas que participó en la concentración organizada cuando se cumplían los tres meses de la paliza que lo mantiene ingresado en el Hospital Central de Asturias (HUCA) con graves lesiones neurológicas.

Hubo lágrimas, aplausos, una suelta de globos blancos y una pancarta en la que se podía leer 'Todos somos Germán', la frase que se ha convertido en lema de la familia y el círculo de amigos del camarero que lucha por salir adelante. «Hace tres meses fue mi hijo, pero otro día puede ser el hijo de cualquiera de los que están aquí», lamentaba la madre de Germán, que pidió «que se haga justicia y los responsables paguen por ello».

Los asistentes a la concentración caminaron tras la pancarta por la calle de Marqués de San Esteban, desde la confluencia con Felipe Menéndez (el punto exacto en el que se produjo la agresión) para rodear la manzana por la calle de Rodríguez San Pedro. El silencio solo se vio roto por los muchos aplausos y por los gritos de 'Todos somos Germán' y de 'Justicia para Germán'.

Tres fallecidos en Fomento

Entre los presentes, en un segundo plano y con lágrimas en los ojos, se encontraban varios de los compañeros de la sidrería de Poniente en la que trabaja Germán y con los que estaba la fatídica noche en la que fue víctima de un nuevo episodio de violencia en la zona de ocio gijonés. En los últimos quince años han fallecido tres personas -Javi 'Clan', Christian Díaz Tommasiello y Francisco Javier Casáis- por agresiones perpetradas por desconocidos con los que tuvieron el infortunio de cruzarse. Se da la circunstancia de que este último joven fue atacado en la misma esquina que Germán y también él ingresó en el HUCA con lesiones neurológicas de extrema gravedad que no pudo superar.

«No se puede tolerar que siga pasando sin que nadie haga nada. Nos han arrebatado la vida y los que lo hicieron están en la cárcel, pero al fin y al cabo están vivos, sanos e incluso van a salir de prisión con una paga», lamentó Yolanda Fernández. «Tendré que pedir dinero para que mi hijo pueda recibir un tratamiento adecuado; si la Justicia funcionase, ese tratamiento lo tendrían que pagar los que han dejado así a mi hijo o sus familias...», consideró la madre de Germán.

La víctima, que cumplió 25 años la semana pasada, «está en estado semiinconsciente, como si fuese un bebé de cinco meses, aprendiendo a todo, incluso a comer, no hay derecho que nos hayan arrebatado la vida y que haya cuatro que están en la calle», criticó la madre, quien regenta un establecimiento hostelero en el parque de Teodoro Cuesta.

La jueza ha imputado a siete personas por la agresión. Tres de los acusados están en prisión preventiva y otros cuatro se encuentran en libertad con cargos a la espera del juicio.

Fotos

Vídeos