Germán, el 25 cumpleaños de un luchador en el HUCA

Germán se pone una zapatilla / Y. F.

El joven gijonés agredido en Fomento comienza a ingerir alimentos y pasea en silla de ruedas por el hospital después de tres meses de hospitalización entre la vida y la muerte

P. LAMADRID GIJÓN.

Germán Fernández cumple hoy su primer cuarto de siglo en unas circunstancias que nunca imaginó, pero que le han llevado a demostrar su fortaleza y valentía con creces. El joven camarero lleva casi tres meses ingresado en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), después de ser víctima de una brutal paliza por parte de varios jóvenes en la zona de Fomento. Su madre y sus dos hermanas no se han separado de su lado desde entonces. Día a día, han velado por él para lograr avances en su recuperación.

Metas que, poco a poco, Germán va alcanzando. Sin ir más lejos, esta semana comenzó a ingerir alimentos. «Le han dado comida: un Cola Cao con galletas, un puré y un yogur», explicó su familia a través de las redes sociales. Hasta entonces, le alimentaban mediante una sonda nasogástrica, durante las primeras semanas tras su ingreso, y después a través del estómago. Además de volver a probar sabores y texturas, el joven gijonés ha podido dar un paseo en silla de ruedas por el hospital. «Se ha quedado encantado», apuntaron sus familiares.

Más información

Recuperar habilidades

Los avances son lentos, pero continuos. Germán utiliza una pizarra magnética para comunicarse con más facilidad. Pone su nombre, los de sus hermanas y madre e, incluso, los del personal sanitario que le atiende. E intenta recuperar las habilidades que tenía antes de la agresión que le postró en una cama. «Intenta ponerse la zapatilla. Es de velcro y la despega para tratar de calzársela. Si no puede, que es lo normal, te la da para que se la pongas», explicó ayer su madre. Días atrás, sus familiares denunciaron la demora en acceder al tratamiento de rehabilitación. Realizar esos ejercicios es vital para que Germán progrese en su restablecimiento. Al conocer la postura de la madre y las hermanas del joven, la dirección del HUCA les comunicó que el pasado martes comenzaba la rehabilitación para intentar recuperarse de las graves lesiones neurológicas que le produjeron sus atacantes en la madrugada del 14 de julio.

Durante las primeras seis semanas, permaneció en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) debido a su delicado estado. Los médicos que le atienden señalan que es necesario esperar para saber el alcance de las lesiones cerebrales sufridas. Germán se encontraba con un grupo de compañeros de la sidrería de Poniente en la que trabaja cuando los luego detenidos, supuestamente, comenzaron a increparle a él y a sus acompañantes. Varios de los agresores tenían antecedentes por otros delitos violentos y dos de ellos están a la espera de juicio por otra agresión ocurrida la pasada primavera en esa misma zona de copas.

Hasta el momento, hay seis jóvenes imputados, tres de los cuales se encuentran en prisión. Se trata de Imad A. -nacido en Marruecos, de 19 años; Yeray V. R. -gijonés de 20 años-, y Rubén Á. H. -vecino de El Entrego de 18 años y al que se considera autor del golpe que dejó inconsciente a Germán. Hay otros dos investigados que se encuentran en libertad con cargos: Iván R. G., gijonés de 22, con antecedentes, y David S. M., de 20 años.

Fotos

Vídeos