Germán comienza la terapia de rehabilitación para mejorar sus funciones básicas

Germán Fernández. / E. C.
Germán Fernández. / E. C.

La familia del joven agredido en Fomento aplaude la decisión del HUCA tras «la demora que lo tuvo sin tratamiento varias semanas»

OLAYA SUÁREZ GIJÓN.

Tan solo un día después de que la familia de Germán Fernández denunciase públicamente lo que consideraba «una demora» en el tratamiento de rehabilitación del joven, desde la dirección del Hospital Central de Asturias (HUCA) les comunicaron ayer que el gijonés agredido en Fomento en julio comenzará hoy con las atenciones que precisa para ir poco a poco recuperándose de las graves lesiones neurológicas que le mantienen postrado en la cama desde hace dos meses y medio.

«Nos hubiera gustado que empezase el tratamiento sin necesidad de haberlo reclamado públicamente, pero nos decían que no había cama disponible... Germán necesita rehabilitación para ir ganando autonomía», dice su hermana Marta, que agradece «enormemente la atención del personal de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y de la planta en la que está» desde hace aproximadamente un mes.

Durante las primeras seis semanas permaneció en la UCI, donde ingresó la madrugada del 13 de julio después de sufrir un brutal ataque por parte de un grupo de individuos a los que al parecer no conocía con anterioridad. Se encontraba en compañía de un grupo de compañeros de la sidrería de Poniente en la que trabaja cuando los luego detenidos, supuestamente, comenzaron a increparle a él y a sus acompañantes. Varios de los agresores tenían antecedentes por otros delitos violentos y dos de ellos están a la espera de juicio por otra agresión ocurrida la pasada primavera en esa misma zona de copas.

El procedimiento judicial por los graves hechos continúa abierto. Hasta el momento hay seis jóvenes imputados, tres de los cuales se encuentran en prisión. Se trata de Imad A. -nacido en Marruecos, de 19 años; Yeray V. R. -gijonés de 20 años-, y Rubén Á. H. -vecino de El Entrego de 18 años y al que se considera autor del golpe que dejó inconsciente a Germán. Hay otros dos investigados que se encuentran en libertad con cargos: Iván R. G., gijonés de 22, con antecedentes -quedó en libertad provisional el 21 de julio después de un día en prisión-; y David S. M., de 20 años.

Estado de semiconsciencia

La madre y las dos hermanas de Germán -su padre murió pocos meses antes de la agresión- no se han separado ni un solo momento de su lado. Durante las primeras semanas sus familiares tuvieron que conformarse con las cortas visitas a la UCI, si bien desde que en septiembre lo pasasen a planta no le dejan ni durante la noche ni durante el día. «Está en estado de semiconsciencia, intenta comunicarse y nos contesta con la cabeza e incluso llega a escribir palabras en una pizarra, pero va todo muy lento y muy poco a poco», lamentan sus allegados, que confían en la rehabilitación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos