Germán evoluciona «positivamente y sin sedación»

La familia de Germán, en la concentración de ayer en Langreo.
La familia de Germán, en la concentración de ayer en Langreo. / J. C. ROMÁN.

Su presión intracraneal ya es «estable» y se espera retirarle la respiración en los próximos días

ÓSCAR PANDIELLO

Germán sigue con su lento progreso. El joven camarero gijonés de 24 años sigue ingresado en el HUCA con pronóstico grave pero su lucha ha llevado a entrever leves mejoras pese a las severas lesiones que presenta en la cabeza. Si el viernes sus familiares celebraron que el joven parecía «despertar» al «estirarse, coger la mano e intentar levantarse», las noticias que llegan hoy desde el equipo médico del hospital ovetense siguen en la misma línea. «Ahora le han retirado toda la sedación y por lo que vemos está mejorando bastante bien», explica su hermana Marta tras el último encuentro con los especialistas del centro médico.

En contexto

A corto plazo, los médicos siguen recomendando extrema cautela a la hora de valorar el estado del joven gijonés. Pese a ello, el optimismo ya se deja entrever entre los familiares. «Tiene todavía algún medicamento que le mantiene algo torpe pero se mueve mucho», explica Marta. De cara a los próximos días, se espera que los médicos retiren el tubo que regula su respiración, algo que ya han hecho con la aguja que le medía la presión intracreneal. «Dicen que la tiene estabilizada estos últimos días y que ya no hace falta», añaden. Queda, por tanto, ver cómo reacciona tras la salida del coma inducido para valorar las posibles secuelas.

Temas

Gijón

Fotos

Vídeos