Germán regresa «muy recuperado»

Germán, con su madre, su hermana y varios amigos que acudieron a verle a su domicilio, en el barrio de Laviada. / JOAQUÍN PAÑEDA
Germán, con su madre, su hermana y varios amigos que acudieron a verle a su domicilio, en el barrio de Laviada. / JOAQUÍN PAÑEDA

El joven agredido en Fomento vuelve a su casa tras ocho meses hospitalizado«Está poniendo mucho de su parte y eso es indispensable», dicen sus familiares. A mediados de este mes proseguirá con su recuperación en Madrid

IVÁN VILLAR / OLAYA SUÁREZ GIJÓN.

No volvía a su casa en el barrio de Laviada desde aquel fatídico día de julio en el que una jornada rutinaria de trabajo se tornó en tragedia al salir a tomar unas consumiciones con sus compañeros por la zona de Fomento. Germán Fernández regresó el jueves por la noche a Gijón después de casi cinco meses de rehabilitación en la clínica Guttman de Barcelona, a los que se suman los más de tres meses que permaneció en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) por las lesiones neurológicas que sufrió como consecuencia de una agresión en la que presuntamente participaron hasta nueve jóvenes.

Su madre, Yolanda Fernández, que le ha acompañado todo este tiempo en Barcelona, no oculta su alegría por volver a tener a su hijo en casa. «Y él también está muy contento», asegura. Una alegría que se refleja en la cara de Germán cuando sus amigos le esperan en su portal para darle un abrazo y trasladarle el ánimo que le han mostrado desde el ataque sufrido la madrugada del 14 de julio. No lo han dejado solo ni un solo momento. Ni su madre, ni sus dos hermanas y ni los muchos amigos que aplauden cada paso en su recuperación. Pese a que han sido cuantiosos los avances que ha hecho, todavía queda mucho camino por recorrer. «Ayudándole, se pone de pie y camina, pero tienes que llevarle sujeto de la mano. También intenta hablar, a veces como un loro», bromea Yolanda, que destaca cómo cuando llegó a su domicilio «subió él mismo los cinco escalones que hay a la entrada». La silla de la que depende se les queda grande para el piso, algo que, apunta, también sirve de acicate para que ande. «Le viene bien, porque tiene que hacer ejercicio para ir cogiendo fuerza, no se puede acomodar».

Rehabilitación en Madrid

Su estancia en Gijón es temporal. A mediados de abril se trasladará a Madrid para continuar su rehabilitación en el Centro de Referencia Estatal de Atención al Daño Cerebral. Allí seguirá en un programa que le permitirá ir ganando autonomía y recuperando funciones.

El joven, de 25 años, permaneció en coma varias semanas en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Central de Asturias. Las graves lesiones que sufrió en la cabeza hicieron temer lo peor tanto a los facultativos médicos que lo atendieron como al propio entorno de la víctima. Su fortaleza y los esfuerzos de los médicos del HUCA consiguieron que saliese adelante y a principios de septiembre fue trasladado a una habitación en la planta del centro hospitalario.

SU EVOLUCIÓN

Julio:
Germán Fernández, de 25 años, sufre lesiones neurológicas de extrema gravedad tras ser agredido en Fomento. Ingresa en la UCI del Hospital Central.
Septiembre:
tras semanas en coma, es trasladado a una habitación en planta en el Hospital Central de Asturias (HUCA).
Octubre:
Germán es derivado a la clínica Guttman de Barcelona, especializada en rehabilitación neurológica.
Marzo:
recibe el alta en la clínica catalana y regresa a su casa en el barrio de Laviada, ocho meses y medio después de sufrir el brutal ataque.
Abril:
a mediados de mes se desplazará a Madrid para continuar con su terapia en el Centro de Referencia Estatal de Atención al Daño Cerebral.

«Cada paso que da en su recuperación es muy lento, pero va siempre hacia adelante», explica su madre, Yolanda, que se dedica en cuerpo y alma a atender a su hijo y ha tenido incluso que traspasar la sidrería que regentaba en el parque de Teodoro Cuesta. A día de hoy Germán es capaz de pronunciar alguna palabra, a comunicarse con su entorno con gestos, a comer por sus propios medios e incluso a dar pasos con apoyo.

Para celebrar su recuperación, su familia organizó el viernes una comida en un restaurante de Peón, en Villaviciosa. «A su hermana le hacía especial ilusión llevarle a comer carne cruda que le encanta», explica su madre, que tiene reflejada en su cara la sonrisa de la satisfacción por volver a tener a su hijo en casa. La angustia y preocupación de los primeros meses ha dado paso a la esperanza al ver la heroica recuperación de Germán. En la que su progenitora y sus dos hermanas, así como todos los que las apoyan, han tenido mucho que ver.

Más información

El joven disfruta de unos días en su casa, en compañía de su gato, de sus amigos y de sus compañeros, para los que tiene continuas muestras de cariño. En pocas semanas empezará un nuevo tratamiento que le llevará a Madrid. «Está poniendo mucho de su parte y eso es indispensable», comentan desde su entorno.

Mientras Germán se recupera, el juez que instruye la causa continúa con la fase de instrucción por la brutal agresión y mantiene imputados a nueve jóvenes. Cuatro de ellos permanecen en prisión preventiva. La última detención se produjo tres meses después del violento episodio. En el centro penitenciario de Asturias están Imad A., nacido en Marruecos, de 19 años; Yeray V. R., gijonés de 20 años; y Rubén Á. H., vecino de El Entrego de 18 años, al que la investigación considera autor del golpe que dejó inconsciente a la víctima. Otros dos jóvenes fueron puestos en libertad con cargos tras una corta estancia en la cárcel: Iván R. G., gijonés de 22, con antecedentes; y David S. M. Hay otros dos individuos procesados: I. M. A. y A. P. D., ambos vecinos de Gijón de 20 años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos