«Germán sigue luchando»

El joven permanece estable, dentro del estado de coma, tras la intervención de urgencia en la madrugada del jueves, en la que le fueron retirados dos huesos de la parte frontal del cráneo para rebajar la inflamación que sufría. Por el momento, la presión craneal continúa, pero sus familiares, tras recibir ayer el parte médico, confían en que disminuya con el paso de los días. Germán padece además una neumonía fruto de los daños en el pulmón que sufrió como consecuencia del golpe. Por su parte Iván F., el detenido puesto ayer en libertad tras rectificar su declaración uno de los testigos, ha pasado su primer día fuera de prisión. «Estoy tranquilo», declaraba a EL COMERCIO.

Fotos

Vídeos