Gijón entrega sus cinco primeras viviendas para personas sin hogar

El programa permite a los beneficiarios acceder a una vivienda social cedida por el Principado y acondicionada por el Ayuntamiento. /GLORIA POMARADA.
El programa permite a los beneficiarios acceder a una vivienda social cedida por el Principado y acondicionada por el Ayuntamiento. / GLORIA POMARADA.

Los beneficiarios del programa Housing First abonarán un 30% de sus ingresos en concepto de alquiler y suministros

GLORIA POMARADA

Cinco personas sin techo cuentan desde esta mañana con una llave que abre la puerta de su nueva vivienda y de un «proyecto vital» con el que dejar atrás años de supervivencia en las calles. Son cuatro hombres y una mujer con una media de edad de entre cincuenta y sesenta años y de perfiles variados: «personas con patologías de adicciones y de enfermedades mentales, que son las causas que suelen abocar a que acaben en el fenómeno del sinhogarismo», señalaba la concejala de Bienestar Social, Eva Illán, durante la entrega de llaves. Algunos carecen de hogar desde hace tres décadas, el que menos desde hace tres años.

El programa Housing First, ya implantado en Oviedo desde julio y en Avilés desde diciembre, permite a los beneficiarios acceder a una vivienda social cedida por el Principado y acondicionada por el Ayuntamiento. En el caso de Gijón, el acompañamiento y la gestión recae en la Fundación Siloé.

Las cinco viviendas están distribuidas entre distintos bloques sociales de la ciudad para evitar la aparición de guetos y los beneficiarios abonarán el 30% de sus ingresos en concepto de alquiler, suministros y comunidad. «Son unos ochenta o cien euros. Se nota la diferencia de que aquí hay un salario social básico, todas las personas cuentan recursos», señalaba el director general de Vivienda del Principado, Fermín Bravo. El sinhogarismo en Asturias, añadía, «no es un problema estrictamente económico».

La previsión inicial de la concejalía era que Gijón fuese el municipio pionero en implantar el programa y que los usuarios se trasladasen a las viviendas en julio de 2016. Retrasos en las reformas de los pisos, un error en el concurso de adjudicación del mobiliario y, en las últimas semanas, la renuncia de uno de los beneficiarios han dilatado más de trece meses el proceso.

«Estamos tardando lo mismo que en un procedimiento normal, ha pillado un poco el verano y nada más», apuntaba el director de Vivienda del Principado. La intención de Ayuntamiento y Principado pasa ahora por aumentar hasta diez el número de pisos de Housing First. Los estudios, señalaba Bravo, desaconsejan implantar «las diez de golpe porque necesitan mucha atención las primeras semanas». La experiencia de Avilés indica que es a partir del tercer mes cuando «empiezan a ser más autónomos».

En cuanto a los plazos, desde el Principado confían que «en el primer trimestre del próximo año estén funcionando» las otras cinco viviendas. No obstante, Bravo supeditaba las fechas a la existencia de presupuestos municipales. «El año que viene ya tenemos contemplado en la propuesta de presupuestos el incremento del contrato para llegar a las diez viviendas», afirmaba Illán.

Temas

Gijón

Fotos

Vídeos