Un gijonés denuncia ante el juzgado la saturación del Hospital de Cabueñes

Pacientes en una habitación con cama supletoria, días atrás. / E. C.
Pacientes en una habitación con cama supletoria, días atrás. / E. C.

El nieto de una paciente de 89 años asegura que fue instalada en una cama supletoria, sin protecciones laterales ni botón de llamada

P. LAMADRID GIJÓN.

Los problemas derivados de la saturación que afecta al Hospital de Cabueñes por mantener dos plantas cerradas han llegado al juzgado de guardia. La familia de una gijonesa de 89 años presentó una denuncia en sede judicial por «negligencia médica». Elena L. G. ingresó el lunes en el centro hospitalario por una afección hepática. Después de pasar la tarde en Urgencias, fue trasladada a la cuarta planta, «perteneciente a Traumatología», según consta en la denuncia.

Al llegar sus familiares a la habitación, comprobaron que la anciana estaba instalada en una cama supletoria, ya que compartía estancia con otras dos pacientes. Esto la obligaba a estar «contra la pared y bloqueada entre el radiador y la ventana, no pudiendo utilizar en ningún momento el botón de llamada por carecer del mismo», puesto que las habitaciones de Cabueñes están habilitadas para acoger a dos enfermos. Además, según relató su nieto en la denuncia, la cama no tenía protecciones laterales ni otros elementos mecánicos que permitieran regular su posición, de manera que la mujer no podía incorporarse.

Traslado denegado

A las 23.15 horas, los familiares solicitaron la presencia de un responsable médico para comunicarle estas incidencias. «No podía pasar la noche en semejantes circunstancias, ya que llevamos tres crisis en menos de un mes y en el propio Hospital de Cabueñes, las cuales, si no son atendidas al momento, causarán el fallecimiento», explicó el nieto de la afectada. Se presentó ante ellos una supervisora, tal y como figura en la denuncia: «Nos justificó que no tenía camas por estar otras plantas cerradas y le preguntamos qué hacía nuestra familiar en Traumatología cuando debe ser atendida en Cirugía», ya que ingresó por una crisis hepática. Así las cosas, la familia solicitó que la anciana fuera traslada al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), alternativa que la supervisora rechazó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos