Los gijoneses sin ingresos, el reto de la segunda convocatoria de la renta social

Xixón Sí Puede exige que se extienda la ayuda a estas personas y ampliar el catálogo de productos, mientras IU pide que se agilicen los trámites

PALOMA LAMADRID GIJÓN.

La renta social surgió entre grandes discusiones protagonizadas por los grupos municipales. Finalmente, la suma de fuerzas de Foro, Xixón Sí Puede e IU permitió aprobar esta ayuda destinada a servir como complemento a otras prestaciones públicas, como el salario social autonómico, pensiones o subsidios de desempleo. Pero ahora se plantea un nuevo escenario porque la formación morada pide cambios de cara a la segunda convocatoria, cuyas bases estaba previsto que se aprobasen este mismo mes.

La principal reivindicación que Xixón Sí Puede pone sobre la mesa es que las personas sin ingresos puedan acceder a la renta social. Tal y como establece la primera convocatoria, la unidad económica de convivencia independiente debe percibir unos ingresos mensuales de, al menos, 442 euros. A juicio de Estefanía Puente, concejala de Xixón Sí Puede, las mejoras han de ir dirigidas a garantizar que nadie quede fuera de la renta social. Eso sí, realizando los ajustes adecuados para que no se produzcan incompatibilidades con la normativa autonómica. De salvarse este escollo, por ejemplo, los 327 ciudadanos que solicitaron ayudas de emergencia y apoyo a la integración a Servicios Sociales el pasado año por carecer de ingresos podrían contar con una cantidad fija para subsistir.

No es la única petición manifestada por Xixón Sí Puede. El grupo municipal también considera necesario ampliar el catálogo de productos en la línea 1, que incluye las ayudas económicas para la adquisición de productos o servicios específicos para la atención de necesidades básicas de la unidad económica de convivencia independiente. «La gente nos reclama que necesita productos alimentarios para alergias, así como ordenadores y conexión a internet», apuntó la concejala. La inclusión de este tipo de artículos puede resultar más compleja, pero para Xixón Sí Puede es fundamental. En el caso de los equipamientos informáticos y el acceso a internet, Puente justificó que «hay muchos trámites que solo pueden realizarse por este medio» y es, asimismo, esencial en el caso de las familias con menores.

Análisis de los expedientes

IU fue el otro grupo que respaldó la instauración de la renta básica. No pide modificaciones sustanciales, pero sí coincide con Xixón Sí Puede en pedir que se agilicen los trámites. «Nos preocupa el retraso y que se haga rápidamente la segunda convocatoria; todo es extremadamente lento», apuntó la concejala Ana Castaño. Una tardanza especialmente preocupante para las familias que no han recibido la ayuda y han tenido que afrontar los elevados costes de la vuelta a las aulas. Otro aspecto en el que están de acuerdo ambos partidos de izquierdas es en pedir información sobre la primera convocatoria para diseñar mejor la segunda. «Preguntaremos cuántas tarjetas se han repartido y otros datos para evaluar cómo ha ido este proyecto, de manera que podamos cuantificar qué recursos económicos necesitamos para mantenerlo», señaló Castaño. «Pedimos que nos den la documentación con tiempo suficiente para hacer nuestra propuesta de cambios, aunque ya la saben», indicó Puente.

Precisamente, los técnicos encargados de tramitar la renta social, que trabajan en las dependencias habilitadas en el centro municipal de El Coto, se encargan ahora de revisar las solicitudes. «Tienen que ver cuántas hay pendientes para saber qué presupuesto se necesitará», explicó la concejala de Xixón Sí Puede. El motivo es que la concesión de esta ayuda sigue un escrupuloso orden, así que aquellos beneficiarios que no hayan entrado en el cupo de la primera convocatoria pasarán automáticamente a la segunda.

Con menores a cargo

Hasta el momento, el Ayuntamiento ha concedido la renta social a 499 personas, a quienes ha otorgado aportaciones económicas por valor de 938.192 euros. Es decir, un 24,6% de los 3,8 millones del programa. El gobierno municipal preveía llevar las bases de la segunda convocatoria de la renta social a la junta rectora de la Fundación Municipal de Servicios Sociales prevista a finales de mes, según aseguró en la última comisión la concejala Eva Illán.

Pero el resto de grupos municipales no ha recibido aún convocatoria para tratar este asunto. El análisis de las solicitudes presentadas revela que tres de cada cuatro peticiones proceden de beneficiarios del salario social y un 51% tienen a menores de catorce años a su cargo.

Fotos

Vídeos