El gobierno local alerta de la paralización de obras clave si no hay modificación presupuestaria

Carmen Moriyón, junto a Ana Braña durante una rueda de prensa en el Ayuntamiento de Gijón.
Carmen Moriyón, junto a Ana Braña durante una rueda de prensa en el Ayuntamiento de Gijón. / Daniel Mora

Pese a obtener un dictamen desfavorable, se expondrá a que la oposición bloquee en el Pleno inversiones por importe de 16,5 millones

MARCOS MORO GIJÓN.

«No apoyar la modificación presupuestaria para las inversiones supone paralizar o dejar a medias obras prioritarias para la ciudad». La concejala Ana Braña lanzó ayer esten aviso a navegantes a la oposición después de obtener un dictamen desfavorable en la Comisión de Hacienda a la modificación destinada a financiar inversiones en proceso de licitación y ejecución con cargo al préstamo contraído con el BBVA de 16,5 millones de euros. Votaron en contra PSOE e IU y se abstuvieron con reserva a Pleno Xixón Sí Puede, PP y Ciudadanos. Ante esa correlación de fuerzas, no sirvieron de nada los votos favorables de los tres representantes del equipo de gobierno: los ediles Ana Braña, Esteban Aparicio y Manuel Arrieta.

La edil de Hacienda alertó sobre las consecuencias funestas de que no salga adelante esta modificación presupuestaria en el Pleno de la próxima semana. Braña explicó que se pospondría el pago de fachadas (5,1 millones), y el inicio de obras sobre todo de mejora de infraestructuras deportivas. También quedarían aparcados proyectos como la escuela infantil de Contrueces, el campo de fútbol de uso prioritariamente femenino junto al campo de La Cruz, la pasarela de Nuevo Roces y la cubierta de la pista del Honesto Batalón.

En determinados proyectos en curso, como el caso de Tabacalera, la edil advirtió de que un bloqueo en el Pleno podría suponer la paralización de las obras de consolidación. También quedarían arrumbados proyectos derivados de presupuestos participativos o consensuados por los grupos en el anterior ejercicio. «Las inversiones, lógicamente, tardan más de un año en ejecutarse y esto supone dejar a medias, sin financiación, los proyectos en curso de interés prioritarios para la ciudad y sus vecinos», remachó.

El gobierno local vio ayer también cómo obtenía dictamen negativo a otra propuesta de modificación presupuestaria para financiar en este caso los convenios nominativos que no han podido ser prorrogados y uno nuevo con el Centro Especial de Empleo APTA. La votación fue un calco de la de las inversiones.

En mayor o menor grado los grupos de la oposición justificaron sus reservas y objeciones en el hecho de que en este momento priorizan obtener más información sobre la situación financiera general del Ayuntamiento. Máxime después de que la alcaldesa Carmen Moriyón confirmara el incumplimiento de la regla de gasto y la obligación de elaborar un plan económico-financiero para compensar el desajuste detectado durante el ejericicio presupuestario de 2017. Varios grupos reclaman un avance de dicho plan o, al menos los parámetros principales que van a guiar la actuación del equipo de gobierno, antes de empezar a decidir sobre las modificaciones presupuestarias.

La concejala de Hacienda les trasladó que la espera por el plan financiero podría demorar las primeras modificaciones presupuestarias hasta mayo. Dicho plan financiero estará ultimado a finales de marzo cuando se cierren las liquidaciones correspondientes a 2017 tanto del Ayuntamiento como de las empresas municipales. La idea del equipo de gobierno es llevar el plan de ajustes al Pleno de abril y después de su aprobación aun quedaría esperar por el visto bueno del Principado.

PP y Ciudadanos dejaron entrever además que su abtención puede acabar tornándose en un 'sí' en el Pleno en el caso solo de la modificación presupuestaria para las inversiones. Ello permitiría, en el supuesto de que Xixón Sí Puede mantuviera su abstención, sacar adelante este expediente. Ambos grupos en cambio se muestran inflexibles con su rechazo a la modificación para los convenios nominativos.

PSOE e IU advierten de que el Ayuntamiento se queda sin margen para financiar sus actividades. Todo ello derivado del aumento de sus gastos y la disminución de los ingresos (de una capacidad financiera de más de 12 millones en 2016 ha pasado a aapenas 1,39 millones).

Lo único que salió adelante ayer en Comisión de Hacienda fue una modificación presupuestaria relativa a la sustitución de unos préstamos bancarios por otros con intereses más bajos, manteniendo el principal y el plazo. Pese al peligro de bloqueo que existe, la edil de Hacienda confirmó que llevará adelante las modificaciones presupuestarias que obtuvieron ayer dictamen desfavorable.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos