El gobierno local proyecta la remodelación semipeatonal de dos calles más en La Arena

Intersección entre las calles Manso y Doctor Aquilino Hurlé cuya remodelación semipeatonal proyecta el Ayuntamiento. /  ARNALDO GARCÍA
Intersección entre las calles Manso y Doctor Aquilino Hurlé cuya remodelación semipeatonal proyecta el Ayuntamiento. / ARNALDO GARCÍA

Prevé destinar 800.000 euros de remanentes a ampliar aceras y sustituir asfalto por adoquines en Manso y un tramo de Doctor Aquilino Hurlé

MARCOS MORO GIJÓN.

El gobierno local quiere seguir ganando espacio para los peatones en el barrio de La Arena. Tras la remodelación de la calle Aguado la Dirección General de Coordinación de Infraestructuras proyecta ya dos nuevas actuaciones de semipeatonalización que afectarán a las calles Manso y Doctor Aquilino Hurle. En ambos casos se diseñarán intervenciones similares a la llevada a cabo hace año y medio en el tramo comprendido entre Rufo García Rendueles y Emilio Tuya de Aguado, con la que quedarán conectadas.

A falta de cerrar los últimos detalles técnicos del proyecto que se está empezando a redactar y dibujar, lo que se plantea es ampliar las aceras para favorecer el tránsito peatonal. El espacio ganado para los viandantes se hará a costa de la calzada por la que podrán seguir circulando los vehículos. El asfalto existente será sustituido por pavimento de adoquín. El ensanchamiento de las aceras respetará en cualquier caso el diseño actual, que consta de bordillos de granito y baldosas de terrazo granallado junto con baldosas de pizarra irregular. La intención es no eliminar plazas de aparcamiento en principio con estas obras. Si cabría alguna reordenación del estacionamiento como, por ejemplo, el paso de plazas en batería a cordón (en paralelo o en línea).

En la calle Manso los técnicos municipales consideran que la calzada actual con dos carriles esta «totalmente sobredimensionada» para el tráfico que soporta. Por ello se plantean dos posibles soluciones: estrechar la calzada sin más o quitar un carril de circulación.

La reordenación que se proyecta para Doctor Aquilino Hurlé se limitaría al tramo comprendido entre Emilio Tuya y el Muro.

Como ya ocurrió con Aguado estas obras se aprovecharían para la renovación de instalaciones subterráneas y redes de comunicación en la zona. La iluminación será la que se está implantando en gran parte del barrio con el modelo de farolas inteligentes.

Decreto Montoro

Según explicó la directora general de Coordinación de Infraestructuras, María López Castro, la novedad de esta obra es que se quieren afrontar con remanentes aprovechando el Decreto Ley anunciado por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, para que los ayuntamiento españoles puedan reinvertir su superávit.

López Castro estima que la reordenación de estas dos calles requerirá un presupuesto superior a los 800.000 euros. Aguado salió a licitación en 2014 por 215.936 euros (IVA incluido). Los fondos en última instancia tendrán que proveerse a través de una modificación presupuestaria, por lo que el Pleno podrá ejercer de juez con estas obras.

En este momento en la ciudad se están acometiendo dos obras de semipeatonalización en el centro urbano y en Cimavilla. Se trata de las intervenciones en la calle San Antonio y en la calle Vicaría del barrio alto. La primera obras, que afecta al tramo entre la calle Instituto y la plaza de Italia, concluirá a lo largo de este mes. En cuanto a la reforma de Vicaría, donde se implantará la denominada plataforma única, con el espacio para vehículos y peatones situados a un mismo nivel, estará lista en mayo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos