«Los hechos fueron muy graves y vergonzantes», dice el gobierno local

MIembros de la peña Ultra Boys esperan a que salgan en libertad los detenidos. / DAMIÁN ARIENZA
MIembros de la peña Ultra Boys esperan a que salgan en libertad los detenidos. / DAMIÁN ARIENZA

El concejal Esteban Aparicio asegura que «se tomaron las medidas preventivas y reactivas que se estimaron técnicamente oportunas»

I. VILLAR GIJÓN.

«Sentimos vergüenza de unos comportamientos que los propios juzgados ya delimitan como presuntamente delictivos. Los hechos fueron muy graves y vergonzantes». El concejal de Seguridad Ciudadana, Esteban Aparicio, condenó ayer los incidentes que tuvieron lugar en el entorno de El Molinón antes del derbi «por parte de una gente que decidió pasar de lo que debía ser una jornada festiva a una actividad presuntamente delictiva» y mostró su confianza en que el Sporting «no amparará y condenará enérgicamente estos hechos, efectuados bajo ningún nombre, porque actos como estos, ajenos al espíritu del deporte, no deben asociarse a ningunos colores». Recordó cómo la Corporación municipal aprobó recientemente una declaración contra todo tipo de violencia.

Con respecto al dispositivo de seguridad establecido para el encuentro, que había sido declarado de alto riesgo, aseguró que «se tomaron las medidas preventivas y reactivas que se estimaron técnicamente oportunas» e indicó que si bien la fase de prevención «fue superada por los hechos», no ocurrió lo mismo con la de reacción. «No se puede decir que fue insuficiente, cuando se logró la puesta a disposición judicial de las personas que presuntamente se han saltado la ley. Y en eso debe basarse uno para ver si las medidas que adoptó la policía a la orden de la autoridad competente fueron las adecuadas o no».

El concejal socialista José Ramón García consideró que «no se pueden repetir actos como los del sábado» e indicó que «el Sporting ha de ser contundente y tomar todas las medidas que sean necesarias para erradicar cualquier comportamiento que incite o genera violencia. De forma similar se manifestó el portavoz municipal de Xixón Sí Puede, Mario Suárez del Fueyo, quien ya en la víspera había reclamado al club «acabar con la permisividad y dar un paso adelante para erradicar la violencia de los grupos ultras». Tras los acontecimientos de ayer añadió que el Sporting «debería tomar nota de la decisión de la Liga de personarse como acusación y hacer lo mismo para demostrar que no tendrá tolerancia alguna con estos actos».

También el portavoz de IU, Aurelio Martín pide que el Sporing «tome medidas ante cualquier tipo de violencia, sea de Ultra Boys o de cualquier otro, porque estas actitudes no se pueden consentir». Consideró además que el propio Ayuntamiento «debe dejarle claro al club que no pueden permitirse ciertos comportamientos en un estadio municipal y en un equipo que lleva el nombre de la ciudad».

También la concejala Sofía Cosmen, del PP, lamentó «la actuación de algún sector radical y extremista de ultras, frente a la actuación proporcionada y serena de la Policía, con cuyos heridos nos solidarizamos. Fue una agresión estúpida de unos pocos, fuera de toda lógica en lo que debía haber sido una fiesta asturiana». Desde Ciudadanos José Carlos Fernández Sarasola consideró que «estos actos violentos deben atajarse, como se ha hecho ya en otras ciudades. Y separar estos hechos de lo que es el fútbol y un partido como el del sábado».

Fotos

Vídeos