El Grupo Covadonga cierra 2017 con un beneficio de 118.000 euros en sus cuentas

Renovación del campo de hockey del Grupo llevada a cabo el pasado año. /  E. C.
Renovación del campo de hockey del Grupo llevada a cabo el pasado año. / E. C.

La junta directiva plantea una subida de cuotas este año entre 0,45 y 1,69 euros al mes y dedicar las inversiones a adecuar las actuales instalaciones

M. MORO GIJÓN.

El Grupo Covadonga ha cerrado el ejercicio de 2017 con un beneficio de 118.000 euros, según se refleja la memoria del club que ha sido puesta hoy a disposición de todos los socios. Desde la junta directiva que preside Antonio Corripio se analizan estos datos con cautela y se explica que se trata de un beneficio coyuntural, por lo que apela a la necesidad de lograr nuevos ingresos que consoliden el actual modelo de gestión basado en la eficiencia y la contención.

Desde la junta directiva se recuerda que los socios decidieron en la asamblea celebrada en abril de 2017, que, por primera vez, no se permitiera la entrada de nuevos socios. Hasta ese momento, cada año, las cuotas de ingreso de nuevos miembros se destinaban al capítulo de inversiones, mientras que las cuotas mensuales se dirigían a ingresos ordinarios.

La imposibilidad de contar con nuevas altas obliga a la junta directiva a plantear una moderada subida de las cuotas de los socios de cara al ejercicio de 2018 que se traduciría en 0,45 euros en las cuotas individuales más bajas y en 1,69 euros en las más altas.

El presupuesto de 2018 contempla llevar a cabo la principal demanda que la mayoría de los socios ha hecho llegar a la directiva grupista, para los que el proyecto estrella de este año debe ser poner en valor las actuales instalaciones del Grupo. No se proponen, por tanto, grandes obras, sino destinar el grueso del capítulo de inversiones a la mejora, renovación y adecuación de piscinas, vestuarios, equipaciones de gimnasio, etcétera. Se trata de arreglar lo que ya existe en lugar de seguir construyendo.

La memoria anual de la entidad grupista destaca que 2017 supuso un punto de inflexión en cuanto al crecimiento futuro del club con la adquisición del total de la finca de La Torriente. Esta expansión permitirá diseñar el Grupo del siglo XXI con la elaboración de un Plan Director que se diseñará a lo largo de este 2018 y en el que se pedirá la participación de los socios con sus ideas y propuestas.

En el repaso de los proyectos de modernización y desarrollo de las instalaciones grupistas llevadas a cabo en 2017 la junta directiva destaca las obras de renovación del campo de hockey, la cubierta de las pistas 8 y 9 de tenis junto a la sidrería y el acristalamiento de la sala de ajedrez. También pone de relieve el buen rendimiento de la cafetería y la parrilla-sidrería de Las Mestas con la ampliación de las terrazas, así como la cafetería-restaurante del Grupo Mareo, que ha incrementado su uso y la calidad del servicio al socio.

El documento puesto a disposición de los socios también ensalza la labor realizada en 2017 por la Comisión de Diversidad Funcional poniendo en marcha medidas facilitadoras de la inclusión de todos los socios: columpio para niños con diversidad funcional, ampliación de plazas de aparcamiento y aseo de cafetería y sidrería para socios con estos condicionantes, adquisición de sillas adaptadas.

Asamblea el 16 de abril

El presupuesto de ingresos y gastos para el ejercicio en curso se debatirá para su aprobación, si procede, junto al programa de actividades y la cuantía de las cuotas sociales en la asamblea de socios que está convocada para la tarde del próximo 16 de abril en el Palacio de Congresos del recinto ferial Luis Adaro.

Como novedad en esas cuentas por primera vez se planteará una partida de sueldos y salarios con los gastos en base a las medidas adoptadas conjuntamente con el comité de empresa del Grupo con el que la directiva de Corripio espera firmar el convenio colectivo en el primer cuatrimestre de 2018.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos