El Grupo recaudará cerca de 370.000 euros de atrasos con la nueva cuota

Antonio Corripio. / D. ARIENZA
Antonio Corripio. / D. ARIENZA

La directiva facilitará una amplia participación social en la decisión sobre la compra o no de la finca La Torriente

E. C. GIJÓN.

La subida de cuotas aprobada el pasado sábado por los socios del Real Grupo de Cultura Covadonga supondrá unos ingresos próximos a 370.000 euros en concepto de atrasos, ya que la aplicación del incremento se realiza durante todo el ejercicio de 2017, es decir, a partir del 1 de enero pasado.

En cualquier caso, la subida está orientada a equilibrar las cuentas dentro de un año de austeridad, en el que el rechazo inicial del presupuesto llevó a ejecutar sólo obras de menor cuantía que las que debe aprobar la asamblea, como cubrir dos pistas de tenis, y la reparación del campo de hockey, que no es obra nueva, sino labor de mantenimiento.

El nuevo presupuesto, ahora ya aprobado, sigue la línea marcada por la asamblea que rechazó el primero, de forma que no han sido programadas nuevas obras importantes.

La próxima decisión trascendente del Grupo Covadonga será sobre la oferta de adquisición de la parte de la finca La Torriente que todavía no pertenece a la entidad polideportiva, por 1.350.000 euros, en asamblea que habrá de celebrarse antes de que finalice el año para mantener la vigencia de la oferta.

La directiva no ha decidido todavía el formato que tendrá la citada votación, que deberá contar con mayoría cualificada, es decir, con el apoyo de las dos terceras partes de los votantes, como mínimo.

No obstante, el deseo de que puedan participar en la toma de decisiones importantes la mayor cantidad posible de asociados lleva a pensar que la compra o no de La Torriente pasará de nuevo por una votación en urna y con tiempo suficiente para facilitar la participación.

La Torriente se presenta actualmente como la opción más sencilla para la expansión del Grupo y una de las soluciones posibles a la congestión de las instalaciones.

Fotos

Vídeos