El Grupo da por resueltas las observaciones de Urbanismo para aparcar en Mareo

E. C. GIJÓN.

El arquitecto José Dolmen, responsable del estudio de implantación de las instalaciones del Grupo Covadonga en Mareo que la pasada semana fue aprobado por la junta de gobierno, asegura que las objeciones que los servicios técnicos de Urbanismo pusieron a la solución planteada para aparcar en las jornadas de gran afluencia ya están solventadas. Según explica, cuando se presentó el estudio, el Grupo trabajaba con la idea de alquilar parcelas adyacentes a las instalaciones para albergar los vehículos de sus socios, opción que el Ayuntamiento ha considerado insatisfactoria. Sin embargo, finalmente se comprobó que había espacio suficiente para estos coches en un prado ubicado dentro del propio recinto. «Es verdad que en un principio no caímos en ello y que en el estudio de implantación no viene muy especificado. Pero a lo largo de su tramitación -el documento saldrá un mes a información pública antes de su aprobación definitiva- intentaremos aclarar que el problema ya está resuelto», indica el arquitecto.

Fotos

Vídeos