El Grupo va a las urnas para crecer

El Grupo va a las urnas para crecerGráfico

Los socios deciden hoy si se adquiere la segunda parcela de la finca La Torriente | La asamblea arrancará a las once horas y tendrá que decidir por una mayoría de dos tercios si respalda la compra junto a un préstamo a 20 años

ÓSCAR PANDIELLO GIJÓN.

El Real Grupo de Cultura Covadonga afronta hoy una de las jornadas más importantes de sus últimos tiempos. La asamblea extraordinaria convocada para hoy, enfocada a adquirir la segunda mitad de la finca La Torriente, ha despertado enorme expectación entre los socios. Y no es para menos. Los terrenos que se pretenden adquirir suponen la última oportunidad disponible para expandir la sede principal de la entidad deportiva, que cada día recibe a unas 7.000 personas.

Para ello, el Grupo cuenta con un preacuerdo con la propiedad de la finca -de 4.726 metros cuadrados- por un precio de 1.350.000 euros. Esta oferta, que deberá ser suscrita hoy por los socios, irá ligada a la concesión de un préstamo hipotecario de una cantidad ligeramente superior, 1,4 millones, enfocada a pagar el terreno y los gastos derivados de la compra. El preacuerdo, por otra parte, caduca el próximo día 31. De no aprobarse hoy, la adquisición de la finca volvería a la casilla de salida.

En caso de que se dé luz verde a la operación, los más de 40.000 socios del Grupo contarían con 9.450 metros cuadrados adicionales destinados a ampliar la oferta lúdica y deportiva de las instalaciones. Si la compra se aprueba, la directiva del Grupo ha previsto abrir a partir de 2018 -coincidiendo con su 80 aniversario- un proceso participativo para que sean los propios socios los que decidan qué hacer con el nuevo terreno disponible. «Las secciones deportivas serán las grandes beneficiadas de la operación», han sostenido en más de una ocasión desde la directiva grupista.

En el Braulio García

La asamblea está convocada para hoy en el polideportivo Braulio García a las 10.30 horas en primera convocatoria, 10.45 en segunda y 11 en tercera. En ella, se realizará una introducción por parte del presidente Antonio Corripio y su directiva, que estará seguida por un debate en el que los socios propondrán sus observaciones y dudas. En este aspecto han estado enfocadas las dos sesiones informativas que ya se realizaron el sábado y miércoles. Una vez concluido, se abrirán las urnas hasta las 20 horas como mínimo. En caso de que la votación finalice pasadas las 14 horas, las urnas estarán abiertas un mínimo de seis horas. El sufragio, además, será secreto.

La masa social del Grupo, por tanto, tendrá que pronunciarse de manera clara. Al ser una votación que decidirá si se toma o no dinero en préstamo, corresponde a la asamblea aprobar la medida con dos tercios de los votos, según recogen los estatutos sociales de la entidad. El pago del préstamo, por su parte, se realizará desde 2020 durante veinte años y se calcula en unos 7.000 euros mensuales. Los dos años de carencia que ha pedido la entidad, además, servirán para que los actuales 3,9 millones de deuda sean 2,7 al inicio del pago. Hasta el 1 de enero de 2020, por tanto, solo se acometería el pago de los intereses, que se cifran en 800 euros mensuales.

Los datos concretos del préstamo hipotecario y la entidad que lo concederá se conocerán durante el turno de palabra de la directiva en la asamblea de hoy. La Caixa y Liberbank, según explicaron en las reuniones informativas, tendrán derecho de tanteo para mejorar la oferta más idónea para los intereses del Grupo.

Jardín catalogado

En caso de que se apruebe la compra, sobre la mesa estarán presentes algunas de las cuestiones que los socios ya presentaron a lo largo de estas últimas semanas. Respecto a la actual catalogación de la finca, recogida como 'jardín protegido', los contactos con el Ayuntamiento y los estudios realizados por la directiva indican que en el futuro catálogo desaparecerá esa protección y «se consideraría un solar como otro cualquiera de la ciudad», tal y como informaron los arquitectos encargados de evaluar la finca durante las sesiones informativas. El informe que la entidad solicitó al ingeniero agrónomo Faustino Medio, asimismo, indica que la edad media de los árboles no supera los treinta años, por lo que, «en principio, no habría problema en derribarlos».

Las dudas respecto al modo de actuar del club en esta compra, asimismo, ha hecho que diez socios de la entidad grupista remitan un escrito al presidente pidiendo una rectificación en la forma de voto ante el «dudoso encaje legal en las normas sociales del club». A su juicio, este procedimiento «vacía de contenido la asamblea» e instan a que se vote «con todos los socios presentes», no en un dilatado espacio de tiempo.

La respuesta de la entidad no se ha hecho esperar y, a través de un comunicado, explica que «el debate está garantizado» y que «la fórmula elegida no contraviene las normas internas del club, toda vez que con la votación en urna pretende facilitar que vote el mayor número de socios».

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos