Guardar silencio, aliado del suicidio

Pancarta desplegada ayer en el balcón municipal. / DAMIÁN ARIENZA
Pancarta desplegada ayer en el balcón municipal. / DAMIÁN ARIENZA

El Teléfono de la Esperanza pide romper el tabú y hablar del tema. En 2016 atendió a 119 personas en situación crítica

IVÁN VILLAR GIJÓN.

«Hablar sobre el suicidio no incrementa el número de casos ni la probabilidad de que sucedan. Debemos superar ese mito». El Teléfono de la Esperanza hizo ayer un llamamiento a acabar con los «tabús» sobre el suicidio, «porque el primer paso para encontrar soluciones es hablar sobre ello». El año pasado la asociación atendió 119 llamadas de personas con ideas suicidas en diferentes grados -unos en situación de crisis, otros manifestando su idea de acabar con su vida y otros alertando de que ya estaban consumándolo- y cree que la mejor forma de luchar contra este problema es «romper el silencio».

Ese es uno de los lemas que constan en una pancarta colgada ayer en el balcón municipal y que permanecerá en él hasta el 10 de septiembre, Día Mundial para la prevención del Suicidio. El otro, «un minuto compartido cambia tu vida». Fernando Albuerne, psicólogo y voluntario del Teléfono de la Esperanza, destaca cómo «las personas que han vivido un intento de suicidio destacan cómo las palabras y acciones de los demás son muy importantes y hablan emocionados acerca del momento en el que no veían otra alternativa. Algunos se daban cuenta de que no querían morir, sino que necesitaban que alguien interviniera y les ayudara». Por eso pidió «escuchar sin juzgar» a quien esté pasando por una situación de crisis y reconozca haber tenido ideas suicidas. «Debemos atrevernos a mirar de frente estas situaciones superando el miedo y la vergüenza», añadió.

El 10 de septiembre, la asociación organizará en la plaza de Italia y el paseo de Begoña varias «actuaciones breves» de baile, cuentacuentos, pintura y otras, con la participación de 40 artistas y voluntarios.

Temas

Gijón

Fotos

Vídeos