Guerra abierta por el ocle

Responsables de embarcaciones participantes en la campaña de ocle, el jueves, en una notaría de Avilés. / PATRICIA BREGÓN

Los perjudicados por la suspensión de la campaña preparan reclamaciones judiciales

E. C. GIJÓN.

A dos días vista del tradicional inicio de la campaña de extracción de algas en el litoral del Principado por el método de arranque y con embarcaciones y buzos preparados, nadie sabe cuánto durará la suspensión temporal decretada por el Tribunal Superior de Justicia de Asturias. Lo que sí está claro es que la tensión ha crecido por los distintos intereses encontrados y por los importantes perjuicios que se pueden causar a 28 barcos que proporciona cada uno cinco empleos directos durante los tres meses que dura la campaña.

Tras varias décadas durante las cuales solo motivos de seguridad provocaron algunas interrupciones, tras el hundimiento de algún barco y la muerte de algún buzo, el problema surge ahora porque este año el Principado decidió incluir en la norma reguladora de la extracción de ocle por arranque un nuevo campo o distrito, más al Este de lo habitual, de forma experimental y para su explotación por un máximo de ocho embarcaciones.

El Gobierno asturiano defendió históricamente el arranque de algas por dos motivos fundamentales: porque permite descansar durante los meses de verano los caladeros de peces y porque el seguimiento realizado sobre la regeneración de las plantas ha permitido comprobar que los campos de algas se recuperan adecuadamente año a año. La Administración regional siempre ha dicho que comprueba periódicamente el estado de los campos y que fija el cupo de extracción de cada uno de ellos en función de sus posibilidades. Aparentemente, dicha regeneración es cierta, ya que la delimitación de los campos realizada por la norma reguladora varía poco de año en año, es decir, siempre se trabaja en las mismas zonas y la explotación de las algas sigue siendo rentable para una veintena de embarcaciones, que obviamente perderían interés si el recurso se agotase o disminuyera de forma significativa.

La Federación de Cofradías advierte de que el arribazón también tiene normas que acatar

El caso es que la oposición de la Asociación de Vecinos y Amigos de Llanes (Avall) a la explotación del campo más oriental de los autorizados este año ha derivado en la suspensión cautelar de toda la campaña -que comenzaba el próximo lunes- y en un enfrentamiento entre quienes arrancan y quienes recogen algas de arribazón, es decir, las que las propias mareas arrancan y las olas depositan en la costa.

Los recolectores de arribazón entienden que cuanto más arranque haya, menos llegará a la costa, mientras que los pescadores entienden que los profesionales de la mar, a quienes está reservado el arranque, deben tener preferencia, ya que el sector de la pesca no atraviesa su mejor momento.

Por otra parte, si el arranque de ocle causa un perjuicio ecológico, no tiene mucho sentido que solo se prohiba en Llanes y, si no lo causa, como defiende el Principado, tampoco hay razón para que en el litoral llanisco no se pueda explotar de forma sostenible el recurso.

Con las cosas así, y 18 embarcaciones que sistemáticamente se dedicaron a la extracción de ocle de julio a septiembre literalmente paradas, sus armadores han otorgado ya poderes a un equipo jurídico experto en explotación de algas para reclamar el pago de los perjuicios que se les ocasionen de forma bien justificada y argumentada. Como tienen experiencia, pueden justificar sus ingresos y gastos diarios en años anteriores, circunstancia en la que no se encuentran dos embarcaciones que se incorporaron este año a la campaña de algas, además de las ocho autorizadas a faenar experimentalmente en la zona de Llanes.

Por si fuera poco, el presidente de la Federación de Cofradías de Pescadores de Asturias, Dimas García, ya apuntó ayer que el arribazón también tiene normas, en referencia a la prohibición de acceso a playas con medios mecánicos en temporada de baños, de forma que sería contraproducente para todos entrar en una dinámica de denuncias.

Temas

Gijón

Fotos

Vídeos