«La Guía es la tradición hecha barrio»

Rodrigo Fáez, durante la lectura del pregón con el que comenzaron las fiestas de La Guía. / PALOMA UCHA
Rodrigo Fáez, durante la lectura del pregón con el que comenzaron las fiestas de La Guía. / PALOMA UCHA

El periodista Rodrigo Fáez leyó un pregón en el que ensalzó «el espíritu gijonés»

LORETO BARBÓN GIJÓN.

Los vecinos de La Guía celebran estos días sus fiestas patronales, que comenzaron ayer con la lectura del pregón. Este año, el encargado de pronunciar el discurso con el que se iniciarían las actividades ha sido el periodista y comentarista deportivo Rodrigo Fáez.

El salón de actos del colegio Río Piles fue el lugar escogido para la lectura de un pregón que aunaba asturianía, comunicación y deporte para compartir un mensaje de optimismo y cercanía. «Crecí en El Bibio y he ido a La Guía cientos de veces cuando era pequeño. Por eso quiero que el pregón recoja el espíritu gijonés que se sigue respirando en el barrio», dijo Fáez, quien también destacó tres puntos a favor de las fiestas de La Guía. «Son unas celebraciones familiares, entrañables y muy positivas. Las recuerdo con mucha añoranza y, por eso, cuando me llamaron para dar el pregón, no lo dudé ni un solo instante», confesó. «Eso sí, al ser algo tan importante para mí, no puedo evitar ponerme nervioso al pensar que las personas a las que me dirijo son vecinos, amigos y familiares. Aunque esté acostumbrado a hablar en público, son unos oyentes muy críticos», bromeó el pregonero.

Además del exigente público, otro de los retos a los que Rodrigo Fáez tuvo que hacer frente fue la novedad. «Nunca he dado un pregón antes, así que he tenido que prepararlo con esmero y tener en cuenta cuestiones de lenguaje, tono, duración... Creo que eso ha sido mucho más complicado que pensar en el mensaje que quiero trasladar a los oyentes, pues eso lo tuve claro desde un principio», confesó Fáez, cuyo pregón se centró en el espíritu familiar de La Guía. «Tengo que reconocer que soy como una esponja y, desde pequeño, me he empapado de todo lo que contaba la gente mayor. Por eso, me he dado cuenta de que nada ha cambiado y que La Guía es la tradición hecha barrio».

«Crecí en El Bibio y he ido a La Guía cientos de veces cuando era pequeño»

El mensaje trasladado por Rodrigo Fáez a los oyentes durante la lectura del pregón ensalzaba, precisamente, la familiaridad de La Guía, muy ligada al deporte. «Es un reflejo del sportinguismo y, cómo no, de la tradición. Un barrio normal que sabe adaptarse a los nuevos tiempos para seguir transmitiendo ese mensaje de tradición a las nuevas generaciones», explicó Fáez.

Teatro y música

La lectura del pregón dio paso a la actuación del Coro de Voces de Cimadevilla y, acto seguido, se celebró un pincheo en el que los socios podían contribuir voluntariamente aportando tortillas. Más tarde llegó el turno de la música con una verbena en la barraca de las fiestas.

Las actividades se retoman hoy, a las 19.30, con la interpretación de 'Cada loco con su tema', de la compañía teatral Picamaro, que actuará en el colegio Río Piles.

La música será la protagonista por la noche, momento en el que La Orquestina ofrecerá una verbena dividida en dos pases: de 21 a 22.30 y de 23.30 a 3 horas, en el Campu de La Guía.

Temas

Gijón

Fotos

Vídeos